Campo Eléctrico
Ensayos
La Felicidad
Preseción de los Equinoccios
Vicio
Conocimiento Equidad de Género La Mente Razón y Criterio Recapitulando inteligencia
Contra el Big Bang Espacio La Vida Sonido  
Dios Éter Lugar Perfecto surgimiento de la vida  
Disciplina Fuerza de Gravedad Manual de Vida Tiempo  
Diseño Inteligente Generalidades Página de Ernestina tomasguitron  
Efecto lumínico Hipocondria Para entretenerse Tomás Güitrón  
El Conocimiento La conciencia Poesías Universo  

 

PPREVIOS:

"Cada quien se empeña más en aquellas cosas que en su momento, le parecen más interesantes; pero no siempre, las cosas que parecen más interesantes son las más importantes"(Friedrich der Grosse).

No siempre las cosas que más nos agradan son las que más provecho nos hacen...

Nada has perdido: "hazte a la idea de que nada tienes (por que en realidad nada tenemos); así, si algo aparenta ser tuyo, eso ya es un motivo de placer"... (Epicuro de Samos)

Decía Diógenes cuando fue condenado al ostracismo en su tierra natal Sinope (que ahora es Turquía): "A los que me atacan siempre les resulta lo contrario de lo que creen sobre mí: porque cuando creen que me engañan, en realidad se engañan ellos; cuando que creen que me han ganado, en realidad me han perdido y cuando creen que se han liberado de mí, en realidad me han liberado a mí de ellos, por eso; si ellos me condenan a irme, yo los condeno a quedarse".

DIOS:

En Dios, unos creemos y otros no creen. los que creemos en Dios lo hacemos: unos por medio de una "fe ciega" y otros por medio de una "fe conciente"; en medio de estos dos grupos están la mayor parte de los que no creen "Un poco de ciencia nos aparta de Dios; mucha, nos aproxima de nuevo" decía Luis Pateur. Pero los que creemos en Dios, ¿todos tenemos el mismo concepto del Dios en el que creemos? Yo creo que en esto estriba la dificultad para entendernos, tanto los que creemos entre nosotros como nosotros con los que dicen no creer..

Ya expondré más abajo algo referente al concepto que se tiene de eso que llamamos Dios.

Los que creen en Dios por medio de una "fe ciega" son aquellos que no han tenido ciencia suficiente ni para negarlo; los primeros conocimientos científicos llevan a mucha gente, a la negación de Dios (los que se autodenominan "ateos"); pero a medida que los conocimientos verdaderos aumentan, volvemos a aceptar su existencia con una fe que ahora depende de la percepción consciente de la funcionalidad de cada cosa llámese átomo, molécula, materia; tanto "inerte" como "viva" y la función superma que nos asisiste que es la conciencia inteligente, ya que no cabe duda de la existencia de un "diseñador" permanenentemente activo el cual, aunque no lo podamos explicar ni entender a cabalidad, existe y lo vemos, lo percibimos de manera indirecta al observar eso que ante nosotros se ejerce como por arte de magia que es: la función "vida", la función "materia", la función "energía" y todas las demás funciones que aunque parezca que ya las entendemos a ciencia cierta, estamos demasiado lejos de explicarlo en sus escencias; siendo por lo tanto, Dios; el mismo Universo del cual formamos parte. Aquellos, los autodenominados "ateos", todo se lo atribuyen a la "naturaleza" y sin darse cuenta lo único que están haciendo, es cambiarle el nombre a Dios; ahora le llaman "Naturaleza" sólo que a ésta, no le reconocen facultad intelectual alguna y la presentan como la que ejerciendo siempre acciones aleatorias de manera total y en "complicidad" con el enorme tiempo (miles de millones de años) produce y rige lo que actualmente tenemos: galaxias, estrellas planetas y todo tipo y género de seres vivos, y como digo: todo generado por lo que conocemos por "azar". Ahora sólo nos queda decidirnos por una de las dos opciones: o fue por azar o fue por una capacidad intelectual de esa llamada Naturaleza: o una tercera opción: "por cauas y procesos totalmente desconocidos por el momento" pero que con el tiempo habrán de conocerse.

Cuando se nos cuenta que, por un proceso aleatorio (por azar, sin la intervención de criterios propositivos) en el "revolvimiento" en estado de fusión o ebullición de la corteza terrestre a lo que se le ha llamado: "caldo primigenio"; que de allí, a la vez que se enfriaba (bajaba la temperatura); las sustancias se iban encontrando y formando como dicen: "por azar" o sea, de manera aleatoria, compuestos cada vez más parecidos a los compuestos de materia orgánica y que una vez éstos (los compuestos orgánicos formados por azar), de la misma manera azarosa, se agregaron coincidentemente para formar aminoácidos, y éstos de la misma manera azarosa se encontraron entre sí para formar proteínas y éstas, de la misma manera azarosa se agregaron entre sí para formar ácidos nucleicos (con su cúmulo de INFORMACIÓN "ordenado por azar") (¿el azar puede ser fuente de informaicón?) para que también éstos dieran como consecuencia las primeras células procariotas, luego las eucariotas, después los seres vivos pluricelulares (todo lo anterior como dicen: de manera azarosa) y que éstos, por procesos de "selección", evolucionaron (el "azar" ¿puede ser causa de evolución?) para dar como consecuencia los organismos superiores, (vegetales y animales) y que por último y de la misma manera, por procesos (como quien bate el cubilete para menear los dados), puramente azarosos, surgió el ser humano con su conciencia inteligente sobre la faz de nuestro planeta (el "azar" ¿puede ser fuente de conciencia inteligente? (Bueno dicen las "malas lenguas" que en algunos lugares "los patos les tiran a las escopetas") El caso es que, los resultados actuales se dieron así por azar, despues de una larga cadena de formas que precedieron en un lapso entre tres y cuatro mil millones de años; nos puede parecer posible (y repito nos puede parecer posible) por dos razones principales, la primera es que el resultado lo tenemos a la vista (aquí estamos) y la otra es porque "miles de millones de años" nos parece que es una enormidad de tiempo al comparar de manera subjetiva esos lapsos con los que habitualmente ocurren en nuestra experiencia. Ya un siglo, nos parece enorme (un poco más de toda una vida humana promedio); miles de años, casi la historia de la humanidad ya no se hable de millones de años y aún más, de ¡MILES DE MILLONES DE AÑOS! Nos parece que TODO es decir: que no hay nada que no se puede dar en ese lapso aún por el más esquivo azar. Ya iré tratando de aplicar procesos científicos matemáticos (pero demasiado simples) para concebir numéricamente que esos miles de millones de años son en realidad un período demasiado pequeño comparado con el peródo que sería necesario para que por azar se dieran estos resultados.

Pues bien, la primera razón (la existencia palpable de seres vivos, entre los cuales estamos nosotros mismos) es como dicen los abogados: "prueba plena", yo diría: "objetiva, categórica y contundente". Con respecto a la segunda razón (los miles de millones de años), yo no diría lo mismo, si en lugar de valorar este lapso de manera subjetiva, procedemos de manera objetivamente científica con la aplicación de matemáticas puras; el cálculo combinatorio probabilístico (aplicado en el "azar" o "ley de probabilidades") derivado del análisis estadístico, de lo cual se desprende que cuatro mil millones de años, no son ni la pentallonésima parte del tiempo requerido para que se diera por azar un evento del que resultara tan solo una célula procariota, (la forma más "simple" y primitiva de ser vivo y entrecomillo la palabra, por que de simple no tien nada) ya no si hablamos de los organismos superiores y del ser humano; es decir cuatro mil millones de años es ridículamente tiempo insuficiente; habría que multiplicarlo por: "uno con treinta ceros" y aún así faltaría tiempo. Así es que, por la vía científica del cálculo, se demuestra plenamente que el tiempo de existencia que se ha establecido para nuestro planeta es insuficiente para que, se diera por azar es decir: sin la participación de criterios propositivos, el resultado real e inobjetable que observamos que es; la enorme cantidad de seres vivos que en la actualidad habitan en nuestro planeta y los que habitaron y ya se extinguieron. Si dije anteriormente a mnanera de símil, que dicen que hay lugares en donde los patos les tiran a las escopetas, es por que ahora tenemos que creer que de la torpeza máxima equiparable al devenir azaroso, errático e inopinado que resulta de una masa en estado de ebullición; como dije, es creer que esa torpeza estructuró los elementos químicos en ebullición para dar como resultado, cosas y seres tan perfectamente organizados y con iniciativas intelectuales en el caso del ser humano.

Los hombres de ciencia que se dedican al tema de las pinturas rupestres de la prehistoria, después de datar por otros medios la cantidad de años en el pasado que se cuentan desde que se plasmaron en las paredes de las cuevas en cuestión (lo cual ponderan entre unos dies mil o veinte mil años según el caso en cuestión); aseguran además que dichas figuras fueron ejecutadas por seres vivos con inteligencia similar a la del hombre actual ellos no suponen que de una manera errática y aleatoria el medio ambiente en esa cantidad de años haya actuado por medio de corrientes de agua o por los vientos o por la actividad errártica de animales que por allí rondaban, se fueron integrando esas figuras; y tampoco dicen que alguna otra causa aún desconocida (la tercera opción) haya dado como consecuencia esos resultados: aseguran de manera categórica que seres humanos intervinieron en su ejecución; no especifican qué o cuál individuo o quién o quiénes intervinieron de manera individual, porque esos seres humanos no acostumbraban (como los pintores modernos) firmar sus obras. Y aseguran lo que aseguran debido a la complejidad estructural de los resultados en comparación con la escasa o nula probabilidad de que por medios aleatorios se haya dado de otro modo sin la participación de inteligencias rectoras y ejecutoras de esas obras.

Lo que quiero decir con lo anterior es que, no es necesaria la presencia concreta y actual del "autor" de una obra, para determinar de manera irrefutable, si no el nombre del autor, por lo menos, las características de dicho "autor" en cuanto a grado de destreza por ejemplo: si yo veo una pintura con características similares a las ejecutadas por determinado pintor, aunque no pueda asegurar que esa pintura fue obra de ese pintor, por lo menos sí puedo asegurar que el autor de esa obra, ejerció una técnica artística muy similar a la de ese pintor con el que hago la comparación. No voy a decir que alguien batiendo pinturas y arrojándo porciones de dicho batido inopinadamente hacia el lienzo haya dado ese resultado; ni mucho menos voy a suponer que alguna otra causa aún desconocida (la tercera opción) fue la que produjo esa pintura.

Conclusión.- Con respecto a la causa de la formación de seres vivos: si el resultado se tiene de manera real y objetiva y vemos que aplicando el método científico no se pudo dar por procesos aleatorios, dado la insuficiencia del tiempo definidamente disponible, entonces los procesos no fueron aleatorios, y si no fueron aleatorios, algo tuvo que intervenir de manera propositiva, y esta intervención propositiva tuvo que ser ejercicda por algo con criterio para: primero establecer el propóisito, luego diseñar los medios para llegar a ese propóisto y después; disponiendo de la materia y energía del ambiente, ejercerlo en el lapso en el que se ejerció. Por lo anterior se llega a la conclusión por medios científicos, que hay algo que "ha intervenido" y sigue interviniendo de manera inteligente en el proceso. O ¿se ha de dar entrada a la tercera opción?... Bueno la tercera opción siempre va a existir y es a saber: que "el proceso se dio por causas totalmente desconocidas hasta ahora" es al final de cuentas lo que van a decir aquellos que en el caso de una discusión o debate pretendan poner punto final al mismo lo cual, desde mi punto de vista es absolutamente respetable pero solamente respetable.

Pero lo anteriror es tan solo un anticipo del tema motivo del presente ensayo.

Saltar directo al tema "Dios"

Cómo me hubiera gustado que mi padre hubiera dejado escrito algunas o muchas de sus ideas, personales ya sean éstas, fundamentadas o sin fundamento; para leerlas y releerlas como un buen entretenimiento para "transportarme" imaginariamente al sentir de él en esos momentos; de mi padre sólo mantengo el recuerdo de alguanas muy interesantes pláticas. Es por eso que hago lo presente, para que los que vengan después que yo, si es que en su momento tienen la misma inquietud, se entretengan leyendo lo que desde mi concepción y en mi momento, considero propio escribir, ya sea con o sin fundamento. Con lo anterior quiero dar a entender que los ensayos presentes se los dedico principalmente a mis hijos: Pedro, Tomás, Juan Manuel, Ernestina e Isabel; en segundo término a mis demás familiares y en general a toda persona que en su momento, se tome la molestia de aguantar leerlos ya sea en parte o en todo...

Hay temas, los cuales en la actualidad, a los jóvenes y aún a los no muy jóvenes, les es aburrido tratar o tomar algún "espacio" para poner su empeño y reflexionar, dichos temas son fundamentalmente filosóficos y científicos sobre la mística de la vida y de la existencia del todo que llamamos universo; lo cual se debe en gran parte a que sus tendencias habituales han sido "conducidas" por no decir: "empujadas o inyectadas" por el "arroyo" de la actualidad tendenciosa es decir: por la multitud de influencias que hacen tender las voluntades, a temas con propósitos de intereses comerciales muy particulares y muy bien conocidos a nivel mundial (deportes de alto $$$rendimiento$$$, espectáculos con figuras artísticas "$$infladas$$" por los medios de publicidad, líderes absolutos de modas y de marcas, todo ello exponenciado ahora con el uso de la Internet con la cual se genera otra especie de adicción; y tantas otras distracciones controladas e inducidas por la actualidad comercial publicitaria); como digo, todos esos intereses comerciales, hacen que la humanidad en general desatienda temas de mayor importancia pero que por no aportar pingües beneficios económicos a la tendencia comercial actual que hace esos manejos, no se les da la publicidad debida.

El criterio colectivo se maneja y modula de tal manera que hacen parecer más importante, el resultado de tal o cual evento deportivo; que la pobreza extrema que mucha gente padece.

El criterio colectivo se maneja y modula de tal manera que hacen parecer más importante. el fallecimiento de tal o cual $celebridad$ $artística$ que los efectos debastadores del clima.

El criterio colectivo se maneja y modula de tal manera que hacen parecer más importante, el proceso electoral de otras naciones que el de la nación propia.

El criterio colectivo se maneja y modula de tal manera que hacen parecer más importante, el hecho de que, no se sabe bien cómo una tortuga se metió todo un popote por uno de sus orificios nasales (léanlo bien, todo el popote); que la generación de empleos de una industria ya establecida. Por que ahora ya están promoviendo una ley para que ya no se fabriquen popotes.

El criterio colectivo se maneja y modula de tal manera que hacen parecer más importante, el hecho de que un asesinato múltiple sea más imputable (dicho delito) a la autoridad que con fundamento en el decir de los testigos dictamina una manera como se pudo haber llevado el proceso del crimen por el calificativo erróneo de "verdad histórica" en lugar de, "verdad jurídica"; que a los mismos criminales que los cometieron los cuales (en su gran mayoría) ya han sido capturados y procesados por aquella autoridad. Nada más faltaría que ahora se manifieste esa colectividad para que esos criminales sean puestos en libertad.

El criterio colectivo se maneja y modula de tal manera que hacen parecer más importante, el que los jóvenes en sus instituciones educativas, reciban instrucciónes para activar manifestaciones secuestrando vehículos y en su caso quemándolos algunos, agrediendo a intereses de empresas legalmente establecidas, obstruyendo vialidades y muchos etcéteras; en lugar de aprender a educar a la niñez.

Pero, llega un momento en el lapso de la vida (casi siempre al final) en el que por alguna razón ya nos tienen hastiados todos esos atractivos y nos vemos impulsados a "desintoxicarnos"; es entonces cuando nos da por ver fotos de otros tiempos para recordar momentos que estuvimos con la familia, con los hermanos, con los hijos, con los nietos o con los padres; nos acordamos de anécdotas o de referencias remarcables de acontecimientos especiales y etc, etc.

Por ahora, parecen ser más importantes las actualidades de los resultados en temas de deportes profesionales ($$$) o de figuras artísticas como dije: "$$infladas$$" y en general; del deporte y arte comercializados ($$$); que el tema sólo de nuestra propia naturaleza o el tema sólo de la naturaleza ambiental o temas de ciencia como física, química, matemáticas, etc. Todo lo anterior, sin considerar que eso mismo es el simple resultado de lo fundamentalmente importante, lo cual sí es manipulado por quienes sí saben del tema y lo ejercen para su provecho ($$$). Es tan íntegra esa manipulación, que hasta el tema de obtención de recursos se ve forzado en gran parte para la satisfacción de lo que previamente se ha hecho "indispensable". La persona ya no tiene tiempo más que para adquirir los medios para satisfacer y substanciar los "hábitos" en los que ha quedado inmerso; y si se llega a excedencias en los recursos, de manera inmediata se influye para la inversión de los excedentes en lo que se le ha habituado o se le “empuja” para la adquisición de un nuevo hábito que rinda pingües frutos a los promotores. Todo tiende a comercializarse de manera centralizada en beneficio de unos pocos.

Que quede claro, con lo anterior no estoy haciendo mofa del deporte ni del arte ni de los procesos jurídicos como tales; simplemente me estoy refiriendo a la manipulación que se hace del deporte y del arte y de todo lo que represente un interés para los "promotores" para insuflar nuestros criterios y hacerlos proclives a la tendencia de desembolsar nuestros recursos para satisfacer nuestros criterios ya insuflados de hábitos. No cambia en nada nuestras facultades o recursos personales si se da un resultado deportivo como si se diera el resultado contrario a no ser que apostemos, lo cual ya nos hace adictos a otro género de vicio; pero en veces mostramos un "gozo" al saber que nuestro "equipo favorito" gano, lo cual no nos lleva ni abrigo, ni comida ni nada por el estilo, solamente "agitamos" de manera aparente "positiva" aquello de lo cual fuimos previmente insuflados y de alguna manera, si no fuimos al estadio a pagar por ver el partido, al estarlo viendo en la televisión estamos siendo objeto de la propaganda de infinidad de artículos. Se lee en un mensaje televisivo: "La televisión es maravillosa: no sólo nos produce dolor de cabeza, sino que además en su publicidad encontramos las pastillas que no aliviarán" Bette Davis. La telvisión es una "fábrica de deseos" y un medio para vender los satisfactores; es una fábrica de problemas y un medio para vender las soluciones

Existe una tendencia hacia un "Orden Mundial" es decir: hacia una especie de "Gobierno" que rija en todos los aspectos, tanto económicos como políticos y sociales de una manera mundialmente centralizada, pero con propósitos de "dominio" en un sistema en el cual, la mayor parte de la población vendrá a ser si no, la escoria, sí la servidumbre; que para todo hay gente y si no, se hace esa gente por medio de una "educación" previamente diseñada, a la cual se le habrá de llamar: "Educación Mundial Pública" que habrá de ser obligatoria y supuestamente gratuita. Esta tendencia ya tiene grandes avances en casi todos los países; en unos más y en otros menos, y posiblemente no estemos lejos en el tiempo, de que se den serios desenlaces al respecto.

Algunos de los recursos que se utilizan como "catalizadores" para sus propósitos son: el manejo de la información, el control de las economías y el control de la educación todos los cuales, entretejidos de manera astuta para conseguir esos propósitos de manera predeterminada.

Los precursores de ese "Orden Mundial" no exhiben de manera explícita sus verdaderos propósitos sino que por medio de argucias parecen pretender el favorecimiento de la población a la cual en realidad, tienden a "subyugar" (para su beneficio) de una manera aparentemente conciliadora con el bienestar colectivo.

Los avances científicos sólo son calificados de verdaderos, buenos, aceptables o efectivos, en el consenso de la "Comunidad Científica" (la que yo llamo: "Ciencia Normal"), cuando son congruentes con las tendencias que ellos (los miembros de esa comunidad) pregonan para sus propósitos y ni siquiera para sus propósitos, sino para los que los "manejan"), o cuando no interfieren con las falacias con las que ellos confunden a la humanidad. Yo llamo pues "Ciencia Normal", al conjunto de conocimientos aceptados por los precursores de ese "Orden Mundial" los cuales (dichos conocimientos) se mantienen firmes aún contra las leyes naturales y contra hipótesis más congruentes o menos discordantes con dichas leyes. Nadie de la gente común pasa a creer en la posibilidad de que mil millones de toneladas de plomo se puedan comprimir en un volumen de una micra cúbica, pero a estos señores de la "Ciencia Normal" no se les hace difícil expresar que toda la materia de todo el Universo estuvo concentrada en un volumen infinitesimalmente pequeño es decir: en un volumen cero y que en ese momento no existía ni el espacio ni el tiempo. No, como lo he de seguir diciendo; no es una vacilada mía, es la Teoría del Big Bang sostenida por esos señores que se dicen científicos (y algunos lo son, pero son manipulados) de la "Ciencia Normal". Pongo la liga siguiente para sostener lo que acabo de decir.

http://www.readwriteweb.es/consiste-la-teoria-del-big-bang/

Y como este sitio existen muchos en la Internet....

Pues bien, vaya este conjunto de ensayos como una forma de "herencia" no sólo para mis hijos (que es a quienes pretendo principalmente), sino para el resto de la familia y toda persona que se tome la atención o la gran molestia de leerlos.

 

 

DIOS Y RELIGIÓN....

 

DIOS Y RELIGIÓN: .... DIVERSOS CONCEPTOS AL RESPECTO DE LOS TÉRMINOS: DIOS Y RELIGIÓN:

Empezaré por hacer un análisis un tanto vulgar del concepto "Dios"

La palabra: Dios, la define nuestro diccionario como el significante de: un ser, ente o entidad; (hacedor-rector si se trata de las religiones monoteístas) creador de todo el Universo

En las religiones politeístas, para sus religionarios, tiene un significado similar, pero para cada creación existe un dios, por ejemplo el dios de la lluvia es el hacedor y rector de la lluvia y así de cada cosa que se dice que crea y rige.

No siempre el término debe estar relacionado con lo que se entiende por religión y en este caso, la palabra Dios (desligada del concepto "religión"); nos debe hacer pensar en esa cosa o entidad, no que hizo o creó al Universo sino a esa cosa que rige permanentemente todo lo que en el pasado infinito ha acontecido, acontece en el presente y acontecerá en el futuro por siempre en el Universo siendo a la vez, eso mismo, el Universo.

¿Qué contiene o cuál es el contenido del concepto "Dios"? Primeramente: veamos qué se entiende o qué se debe entender cuando nos referimos a dicho concepto, para lo cual tendremos que remontarnos con nuestra imaginación a los hipotéticos "orígenes" de la humanidad por lo menos en nuestro planeta ya que, da la casualidad de que como concepto, es privativo del ser humano (los animales irracionales no creen en Dios; algunos racionales sí creemos). En aquellos tiempos, (los del hipotético hombre primitivo) no se puede decir a ciencia cierta, cómo pensaba el ser humano porque muy posiblemente no tenía mucho sobre lo cual "pensar" ya que tenía que vérselas con un sin número de dificultades para "sobrevivir" y "supervivir" en el medio inhóspito que le rodeaba y que le tocaba vivir; y no es que dichas dificultades no fueran motivo de pensamientos, sólo que, en este caso los pensamientos son actuales o sea derivados de la necesidad inmediata o a la medianía próxima, de tomar la acción o acto, centraban su pensamiento en la manera de reaccionar ante el embate de una fiera o en la forma como podrían atrapar piezas de caza para alimentarse o en la forma de guarecerse de las inclemencias del tiempo; por eso entrecomillo la palabra "pensar" ya que en este caso me refiero a la capacidad de pensar de manera trascendente desde el punto de vista filosófico; además existe la suposición (discutida y discutible) en el sentido de que su capacidad mental no estaba completamente desarrollada.

Es claro sin embargo que tuvo que existir una dificultad insospechada para su supervivencia la cual, una vez conquistada, le proporcionó algo de desahogo en el desempeño de sus actividades y cada vez, el tiempo para "pensar" (pensamiento trascendente o filosófico) fue ganando lugar sobre el tiempo para "pensar y actuar" (pensamiento actual o reactivo); y con toda seguridad empezó a preguntarse el porqué de todo lo que no entendía, lo que al principio fue todo, es decir: nada entendía y todo se lo preguntaba; y para contestarse, tenía que "pensar". Una de las preguntas que posiblemente se debió de hacer con más importancia, (tomar en cuenta que digo: "debió de" y no solamente "debio") habría sido la referente al motivo y causa de su existencia y al destino posterior a dicha existencia; y como siempre el hombre ha contado para substanciar dichas dudas sólo con la interpretación de los fenómenos observados, y dada su escasa capacidad en cuanto a acervo de conocimientos básicos para dirimir esas causas; en un principio todo lo debió de haber atribuido a poderes "mágicos" de algo que gobernaba el "mundo" que le rodeaba por lo que, todo fenómeno vendría a ser el resultado de la "voluntad" (mágica o divina) de ese algo que de ninguna manera entendía pero que, dado el hecho categórico del fenómeno observado, tenía que aceptar. Debo aclarar que hasta la fecha el hombre sigue procediendo de la misma manera con la gran diferencia de que ahora se dispone de más conocimientos previos para la interpretación de los fenómenos por lo que, muchos de esos fenómenos (casi todos), ya no se atribuyen a causas inmediatas mágicas. Ya no decimos por ejemplo: que los cuerpos caen por una voluntad divina, decimos que lo hacen por la "fuerza de gravedad" pero cuando nos preguntamos el "porqué" de dicha fuerza, empezamos a dudar de la "no participación divina", ya no decimos que la cirugía fue un éxito gracias a Dios sino gracias a la habilidad del cirujano pero cuando queremos saber de dónde surgió esa habilidad también empezamos a dudar de la no participación divina; sólo que ahora de manera algo "cínica", soslayamos el tema para no tener que explicar lo inexplicable; es muy posible que en un principio a estas causas mágicas se les categorizara como deidades o dioses y que, por el temor de sus efectos, se les rindiera culto para pedir clemencia y ayuda. Llegado a este punto, quiero hacer la aclaración de que, cuando digo: "concepto dios" me refiero precisamente a eso, al concepto que en nuestro idioma se significa con la palabra: "dios". No me refiero a la palabra como significante sino como significado. dos palabras distintas como significante (Dios, God) tienen como significado el mismo resultado que es el concepto a que se refieren.

Es así como en un principio, cabe la inferencia de que, algunos grupos de humanos constituidos en tribus o conjuntos de familias, tendrían varios "dioses" o "deidades" que serían los responsables del origen y manifestación por ejemplo de: la lluvia, el relámpago, el trueno, el viento, el frío, el calor, las erupciones volcánicas, etc.

En algunos otros grupos, también cabe la inferencia de que, el conocimiento adquirido los llevó a comprender la dependencia de unos fenómenos como consecuencia de otros, por lo que el "número de dioses" fue haciéndose más pequeño, o sea que, el poder o capacidad de algunos distintos "dioses", se fue atribuyendo a uno solo; vieron por ejemplo: que el calor era producido por el fuego o por el sol y que del calor del sol dependían muchos otros fenómenos o casi todos y posiblemente empezaron a mirar hacia arriba para responsabilizar a lo que se observa tanto por el día como por por la noche: todo ese conjunto de cuerpos o puntos luminosos; de los acontecimientos acá abajo; y comenzaron por asignar a cada uno de los más prominentes, una relación específica, con algún conjunto de efectos; y comenzaron a decir, que ese era el dios hacedor (causa) de esos efectos y a adorarlo o rendirle culto; con lo que se redujo el número de "dioses" uno de los cuales (el más importante por ser el más perceptible), debió de haber sido el sol, otro, la luna y de allí, por las noches; los puntos luminosos más perceptibles como por ejemplo los planetas: Venus, Júpiter, Marte, etc. o estrellas más notables como por ejemplo: Sirio, Canopus, Vega, etc. Hasta ahora sólo enfatizando lo que bien pudo ser, de acuerdo con la forma normal del pensamiento humano sin tener que afirmar categóricamente nada; sólo posibilidades.

El incremento del conocimiento en la humanidad en general, debió de haber dado como consecuencia que en esos tiempos la multitud de "dioses" (uno para cada fenómeno observado) se redujera en la medida que, varios fenómenos tendrían una causa común la cual se atribuía a un solo dios y debo hacer aquí el comentario siguiente:

En la denominación de dioses, la humanidad no ha dejado de proceder de la misma manera para llegar a la conclusión de que, todos los fenómenos son consecuencia mediata o inmediata de una misma causa por lo que se llega al monoteísmo (un solo Dios). En esos tiempos la humanidad asimiló el concepto como: lo que hace o crea o da origen y por lo mismo, controla y rige al efecto observado, pero con una dosis de miedo, admiración o respeto por las afectaciones recibidas; por eso es que desde entonces surgió la necesidad real de buscar un medio para comunicarse con estas deidades para tratar de saber los MOTIVOS de sus manifestaciones y de alguna manera sobrellevar esas situaciones de una forma "cordial y aceptable". Dicha comunicación nunca se ha podido dar y es muy posible que nunca se dé de una manera física, actual, concreta u objetiva. Pero no han faltado ni faltaron entonces los individuos de más capacidad mental e intelectual que ya sea por motivos de beneficio colectivo o personal se arrogaron esa facultad, (la de comunicarse con los dioses o en su caso, con Dios) y para insuflar la fe necesaria al resto, tuvieron que valerse necesariamente de medios truculentos para convencer; por ejemplo: curaciones aparentemente milagrosas por el efecto autosugestivo o comúnmente llamado "efecto placebo" (el cual lleva implícito su propio misticismo), y trucos mágicos como: la transformación de agua en vino, el andar por sobre la superficie del agua, el multiplicar los panes y los peces, etc.

En estas tareas (es de suponerse) se debió de haber dado la necesidad de establecer una relación entre las acciones supuestamente ejercidas por los dioses y las conductas de los humanos, lo cual debió de dar como resultado no otra cosa que el principio de lo que se entiende por "religión" es decir: se empezó a interpretar cada acontecimiento que afectaba a las personas como el resultado o consecuencia de la respuesta de los dioses o de Dios, a las conductas de los humanos. Se dio el nombre de: Sacerdotes o Sacerdotisas o chamanes o de algún otro, a las personas que se decía: tenían el poder de comunicarse con los dioses. Dichos sacerdotes, serían los guías o intérpretes (de la tribu o nación), con los dioses. Es por eso que casi siempre el concepto "dios" está íntimamente ligado al de: "religión".

Llegado a este punto debo aclarar que, cuando hablo del conocimiento de la humanidad me estoy refiriendo al conocimiento de algunos humanos preclaros de los que, por la divulgación correspondiente, dichos conocimientos van llegando a muchos otros humanos con capacidad para su entendimiento y de éstos a otros humanos con no tantas capacidades de entendimiento. y que al final de cuentas, la mayor parte de los humanos, aunque no entienden a ciencia cierta esos conocimientos, de alguna manera les llega su efecto presentando una actitud pasiva al respecto; y sólo de una manera indirecta se observa una especie de actividad derivada precisamente del grado con que su pasividad se ejerce; y de allí con todo tipo de aportaciones se fortifique la fuente de divulgación, por ejemplo: algún individuo inventa algún aparato de cierta utilidad y lo pone a la venta después de patentarlo, pues bien; las personas que lo compran auque no saben técnicamente nada al respecto de la causa del fundamento del aparato, lo usan porque les da buen resultado y a medida que más lo compran, ayudan a que aquel inventor tenga los medios para otras investigaciones es decir: la pasividad de los compradores con respecto al diseño, dan sostén económico para que el diseñador siga inventando.

 En el caso de la religión, son unos humanos los que "encuentran" y adquieren el conocimiento basico con el que establecen entre otras cosas, la forma de difundirlo a los demás humanos de su ámbito, para la actividad o pasividad con que se deba responder al conjunto de reglas dictadas (dogmas) que establezcan y con las cuales se rijan.

Esas personas que digo que adquieren el conocimiento básico, en realidad lo que hacen es que por la faculdad de pensar, estructuran un conjunto de ideas de lo que ellos creen que deba ser la base para interpretar el mundo, haciéndolo depender de orígenes divinos preestructurados, y dirigir ese conjunto o estructura de ideas para la consecución de "adeptos" (lo que es su principal objetivo) los cuales han de recibir el conocimiento tal por medio de lo que se llama "catequización" lo que no es otra cosa que la inducción o inculcamiento de las ideas en las personas para el aprovechamiento de quienes hacen la inducción. Las personas que inicialmente estructuran las bases de una religión junto con todas aquellas que cooperan para la catequización correspondiente, son la parte activa de la religión, los adeptos llamdos muchas veces "feligreses", que son los que en realidad temen y sienten la necesidad de seguir dentro de la estructura religiosa, son la parte pasiva numéricamente mucho mayor pero en cierta forma muy especial, dominada por la parte activa minoritaria pero con mayor capacidad intelectual para discernir conceptos que la mayoría no podría hacerlo por la escasez o parquedad de sus capacidades mentales y profundidad de conocimientos.

Religión, desde el punto de vista teológico, es por lo tanto: la sujeción de un conjunto de personas a ciertos dogmas establecidos por algunos de ellos para mantener la satisfacción de las causas, entes o divinidades en las que se cree, y con ello evitar la ira de las mismas, y así tener mejor acomodo en el tránsito o estancia en el "mundo terrenal". Es por lo tanto una conducta disciplinaria en la que la ley es de carácter dogmático y el beneficio es, el beneplácito de los dioses o de Dios (para los monoteístas) con lo que se pueda transitar de una manera agradable esta vida física y en su caso, otra más allá de ésta. Es esto lo que a mi parecer es en esencia la religión.

Hasta aquí debemos entender que, cada "dios" (según la estructura conceptual establecida), vendría a ser el creador o generador del fenómeno que producía ya sea porque se le comprobara la causa como en el caso del sol o porque de alguna manera los que se decían más eruditos (sacerdotes) simplemente la supusieran y dieran por hecha esa suposición como por ejemplo: a algún líder religioso se le ocurrió que Júpiter era el responsable de los truenos o rayos y; ándale, que a él (Júpiter) le tocó esa responsabilidad. Ahora sabemos que el planeta Júpieter no es el causante de los rayos (por lo menos acá con nosotros). Bueno, lo importante hasta aquí es que ya tenemos un indicio para presuponer que, "Dios" (de lo que sea), tiene que entenderse (sólo entenderse) como: el "creador o generador o hacedor y a la vez, rector" de esa cosa y por ende, el responsable de los efectos producidos o derivados de la misma cosa. Aclarando que hasta aquí, en ningún momento se está tratando de definir de manera categórica lo que es Dios; simplemente se está haciendo alusión al concepto y a la manera como muy probablemente se le ha podido interpretar desde aquellos tiempos del hombre primitivo.

En la medida que la humanidad fue creciendo en todos los sentidos, el concepto de "Dios" fue haciéndose más profundo en grupos de poblaciones cada vez mayores y a cada grupo grande o pequeño le correspondió tener el suyo propio y así surgieron diversidad de "dioses" y por lo mismo, de religiones.

La capacidad de filosofar de la humanidad ha llegado a la conclusión de que el concepto "Dios" implica: "ente creador"; ahora, todo esto es lo que se entiende, desde el punto de vista filosófico. Por otra parte, el mismo concepto "Dios" ha llegado a ser parte fundamental de lo que entendemos como "Religión" y es aquí donde del mismo concepto se derivan la parte filosófica que es la filosofía en sí, y la parte mítica que es la que genera la tendencia hacia la religión.

Lo anterior es muy importante ya que aunque se utiliza el mismo término (Dios) en un caso y otro, es decir: en filosofía y religión; el concepto llega a tener diferencias substanciales entre ambos casos; y algunas diferencias menos substanciales, dentro de cada uno de los casos según sea la corriente filosófica o la religión en que se aplique.

Dentro de la filosofía se trata de obtener una explicación de: cómo una ley, fuerza, energía o ente, está coludido con la existencia del "Todo" que llamamos Universo o "El Ser". ¿Cómo está coludido? ¿Qué relación existe entre lo que se debe entender por "Dios" y Universo? ¿Qué interacción se debe dar entre "Dios", Universo y ser humano? Son algunas de las principales preguntas que tratamos de resolver por medio de la teología filosófica, con implicaciones fundadas en la lógica siempre que existan bases de sustentación para el caso.

En la religión, se da por hecho a partir de algo llamdo "Fe", la existencia de Dios como origen y causa única del "Todo" (en el que quedamos incluidos), para rendirle culto por medio de conductas sometidas a dogmas de las que se deriva la predisposición de Dios para premiarlas o castigarlas. La religión considerada de esta manera, muchas veces (la mayoría), se ha utilizado como un medio de dominio para disponer los destinos de grandes poblaciones, adecuados esos dominios, a los propósitos de determinados grupos dominantes por lo que, considerar o tratar de entender el concepto "Dios" desde el punto de vista religioso, se hace más simple en un sentido y más complejo en otro: más simple, en el sentido de que, no tenemos que demostrar nada de manera categórica una vez establecidos los dogmas que deban ser admitidos por medio de la fe; y más complejo en el sentido de que, para cada religión habrá una variante de dicha dogmatización y en el momento en que los integrantes de una religión asomen al panorama de otra, tendrán que hacerse un gran número de preguntas que no se podrán contestar con la ayuda de la fe solamente.

Para la filosofía la principal dificultad estriba en que, no se debe vincular el concepto "Dios", con nada que lo lleve al ámbito religioso es decir: si queremos demostrar de manera virtual la existencia de "Dios" debemos abstenernos de emplear argumentos dogmáticos de índole moral o ética, para llegar al objetivo sin hacer "fuerza o presión" para establecer conjuntos de adeptos o creyentes.

Lo anterior ha sido la causa por la cual muchos filósofos han tenido un gran número de debilidades ya que, la mayoría de ellos ha partido de una formación religiosa y lo único que buscan es una demostración de la existencia de Dios, pero acorde con sus dogmas, para dar por hecho que su religión es la verdadera.

El Dios derivado de la filosofía tiene que ser un Dios que no se meta a juzgar la conducta humana con dogmas establecidos por humanos por que, en este caso, Dios vendría a ser (como lo es en el caso de las religiones), un objeto de la humanidad para hacer ejecutables las decisiones que ella tome y con ello llegar al dominio o egemonía de la población implicada. En resumen: el "Dios" que se busca por medio de la filosofía debe estar fuera de toda implicación mística y religiosa por lo menos en el sentido que se toma el término "religión" dentro de la teología.

Me vienen a la memoria unos versos de Antonio Plaza:

"Con tanto dios y tanto paraíso, salta la horrible duda que atormenta; pero la duda cesa de improviso, he aquí la solución que se presenta: Dios hizo al hombre pero el hombre quiso; haciendo dioses, liquidar la cuenta".

Parecería una contradicción lo anterior por el hecho de que, alguien diría que, no se puede concebir el término "Dios" desligado al de "religión" pero no es así; si existe esa tendencia, es por el hecho de que en la mayoría de los seres humanos el concepto "Dios" lo "asimilamos" en nuestra conciencia (entedemos de manera inteligente), hasta después de que "asimilamos" el de: "religión", y eso crea una especie de costumbre al entendimiento que no nos deja captar de manera distinta, los dos términos y yo diré que: si bien es casi imposible concebir el concepto de "religión" desligado del concepto "Dios", sí es posible lo recíproco es decir: sí podemos concebir el concepto "Dios" desligado del concepto "religión" y esto vendría a ser la base del verdadero "Panteísmo" o diríamos: "Panteísmo científico". La palabra "panteísmo" etimológicamente implica: "pan"=todo "teos"= dios y el sufijo "ismo"=lo concerniente a. O sea: lo que implica que el todo (el Universo) es Dios.

¿Qué cosa es Panteísmo científico? Bueno, se entiende por Panteísmo científico: aquella corriente filosófica en la que se trata de demostrar que Dios y Universo son uma misma cosa es decir: vale lo mismo decir: "Dios" o decir: "Universo"; aunque en la historia, muchos que se han definido como panteístas; debido a su procedencia o extracción religiosa, siempre le dan una cierta primacía o mayor importancia a Dios sobre el Universo por lo que, de manera tácita ya dan entrada a la diversidad: Dios-Universo; y en este caso hablamos simplemente de panteísmo, el cual sí tiene por lo dicho, alguna tendencia hacia lo religioso que aunque parezca pequeña esta tendencia, en la realidad no lo es tanto.

Analicemos primero al Universo (o más bien su "¿origen?") desde el punto de vista filosófico: cuando vemos algo y nos preguntan de dónde procede o cuál fue su causa inmediata, es muy posible que tengamos el conocimiento o capacidad suficiente par explicarla, por ejemplo: es fácil entender que la causa inmediata de la luz solar es el sol; pero si alguien nos preguntara cuál fue la causa de la causa también es muy posible que tengamos recursos para contestar, pero como cada vez nuestro interlocutor va a poder preguntar sobre la causa de la última causa explicada, tiene que llegar un "día" o momento en que se tendrá que agotar nuestra fuente de conocimientos para poder dar la contestación actualmente correcta; aunque sin embargo, como nos han acostumbrado, "creemos saber" que la causa tiene que existir y si no está dentro de nuestro conocimiento es por la escasez o parquedad del mismo. Es por lo anterior que, nos acostumbramos a que todo efecto siempre tiene una causa lo cual nos lleva a asegurar que aquella última causa que nos preguntaron existe aunque no la sepamos ("tercera opción") pero, si damos por hecho que todo tiene una causa, tendríamos que hacer la pregunta: ¿qué fue la causa del Universo? y si alguien nos contestara que la causa es Dios, como estamos dando por hecho que todo tiene una causa, tendríamos que preguntar sobre la causa de Dios y si alguien dijera que aunque no la sepamos, la causa existe (tercera opción), pues bien: si existe esa causa, a su vez debe tener otra causa y así sucesivamente hasta llegar a entender sin demostrar, que deberá haber un número infinito de causas lo cual es absurdo y repugnante sólo para el entendimiento de que disponemos pero, aplicando la lógica de una manera tácita, al dar por hecho la infinitud de la cantidad de causas, estaríamos dando por hecho la infinitud del mismo Universo de lo cual tendríamos que derivar la inexistencia de su causa y por lo mismo, su "Sempiternidad" por lo que, menos repugnante de entender es que: el Universo tiene la particularidad única de no ser el resultado de causa alguna; y aceptar que, él es la causa original de todos los fenómenos (cambios) que observamos sin que él mismo tenga a su vez causa; y como equiparamos a Dios y Universo como una sola cosa, deducimos que, Dios o Universo es la "causa original" de todo sin que Dios o Universo tenga causa.

Ahora, lo que tratamos de entender es la causa no primera (por que no existe ésta) sino la causa o causas anteriores, que da o dan lugar a los fenómenos que observamos, por ejemplo: el fénomeno de la vida. ¿qué es lo que dio origen a la vida en el Universo? ¿Qué propósito motivó ese fenómeno? ¿Qué estructuras existen superiores al fenómeno (la vida); que lo diseñaron? Todo el conocimiento y la inteligencia humana, no han sido suficientes para producir ese mismo fenómeno (de manera artificial) por lo que debemos entender que es algo superior lo que le dio origen si es que lo tuvo en el Universo.

Ahora en estos tiempos, hablamos de la "nanotecnología", que es la técnica de construir cosas de dimensiones que rondan las millonésimas de milímetro; microchips de milímetros cuadrados de superficie por décimas de milímetro de espesor, con miles de millones de circuitos útiles para algo por ejemplo: memorias, y multitud de "hardwares" para diversas utilidades. Con respecto a lo anterior; en la intimidad de los seres vivos existen estructuras que ni con una supuesta "yoctotecnología" (miltrilloneésimas de milímetro), se podrían artificializar, es decir: son estructuras que van más allá de lo hipersubatómico que en la actualidad ni la física cuántica ha podido abordar ya que en ésta, se manejan estructuras del orden de diezmillonésimas de milímetro (Angstroms) o cuando mucho de cienmillonésimas de milímetro (décimas de Angstroms) y esto sólo de manera hipotética.

Pero cuando decimos que el Universo dió origen a la vida que existe en él, es como decir que dió origen a la luz o a la materia o a la energía que existe también en él y en esto estamos diciendo mal: si el Universo hubiera dado origen a la luz, deberíamos entender que hubo un tiempo infinito anterior en el que no la había, si el Universo hubiera dado origen a la materia, debió haber, de la misma manera que la anterior, un tiempo pasado infinito en el que no existía la materia, si decimos que el Universo dio origen a la vida en algún momento, también deberíamos entender que, hubo un pasado de ese momento también infinito sin que hubiera habido vida. El Universo no ha dado origen a la luz o a la vida en sí, dentro de él, siempre han coexistido así como con la materia y la energía; y los fenómenos que observamos: de vida, de materia , de energía etc. son los cambios que dentro del Universo, él y en él mismo se están generando desde siempre. El fenómeno de cierta forma de la vida, de alguna manera puede estarse iniciando (manifestando) en algún lugar del Universo y en otro puede estarse extinguiendo; una o muchas o infinitas estrellas pueden estar "naciendo" en algunos lugares y en otros, pueden haber otras infinitas estrellas que se estén extinguiendo, ahora vemos una forma de energía y al rato la vemos en otra forma, pero la energía siempre ha existido así como la vida y la materia, y no hay nada en esencia dentro del Universo, que tenga un origen o inicio absoluto; todos los fenómenos o cambios que se observan en el presente, siempre se han dado en el pasado de manera general o genérica es decir: no individual o particular o sea que, el fenómeno llamdo "vida de Sócrates" sólo una vez se ha dado pero, el fenómeno llamado: "vida humana" se ha tenido que dar de manera infinita tanto en tiempo como en el espacio y estos fenomenos generalizados, están sujetos a una determinada ciclicidad ejercida por eso que llamamos: Universo, Naturaleza o Dios.

Donde empezamos a tener dudas es cuando estamos frente al hecho irrefutable de la presencia de seres vivos aquí en nuestro planeta sobre el entendido de que hubo un período en el pasado en el que las condiciones ambientales eran completamente incompatibles con la existencia de dichos seres por lo que tenemos que aceptar que después de ese príodo, en otro en el que el ambiente fue favorable empezaron a "aparecer" manifestaciones de vida sobre nuestro planeta. Es aquí donde paramos mientes y decimos: a partir de cierto momento en nuestro planeta la materia que lo componía empezó a ser organizada de tal manera que apareció primero, la llamada "materia orgánica" luego los seres vivos unicelulares y después los seres vivos pluricelulares de todas y cada una de las especies. Ahora bien, si todo esto no fue obra de seres extraterrestres que utilizaron nuestro planeta como un campo de cultivo para sembrar las simientes necesarias, y por etapas fueron "plantando" las especies que se requerían para ir trnasformando el ambiente de una manera escalonada para la "admisión" de nuevas especies superiores y asta llegar al momento en que el medio ambiente fue propicio para la existencia del ser humano el cual eran ellos; digo, si esto no fue el caso el cual representa sólo una hipótesis del todo discutible; si ese no fue el caso, entonces tenemos que admitir que la organización de la materia se dió por causas locales, las cuales no se han podido identificar pero que en todo caso, esas causas tuvieron que ser poseedoras de capacidades intelectuales tan especiales que superan nuestras capacidades como seres humanos.

Existe una duda todavía mayor cuando nos vamos hasta lo último y queremos saber de dónde surgió esto que vemos a nuestro derredor al que llamamos Universo. Aquellas personas que se quedaron impuestas a que: "todo debe tener una causa" (muchos renombrados científicos), se apresuran a contestar diciendo que: "surgió de un punto en donde estaba contenido tanto toda la materia (masa + energía) que observamos, como el tiempo y el espacio"; por lo tanto, ese punto no estaba en espacio alguno sino que él lo contenía (al espacio) y si nos referimos al momento dentro del tiempo en que se dio la existencia de ese punto, pues según estas personas, ese momento fue el momento de partida del tiempo mismo o sea que, "antes de ese momento" ni siquiera cabe la expresión entrecomillada, porque no existía tiempo y en ese punto de volumen cero estaba contenido todo el espacio y la materia que existe en la actualidad además de el tiempo; y se apoyan en la interpretación de fenómemos "COMPLETAMENTE TANGIBLES" como lo es el corrimiento al rojo del espectro luminoso de algunas galaxias (las más lejanas), que según los que postulan esa teoría es el resultado de un permanente alejamiemto de dichas galaxias entre sí y como tal, es de suponerse que si en la actualidad se alejan, en el pasado estaban más cerca y si tomamos un pasado matemáticamente suficiente (según ellos), tendremos que llegar a un momento en que todas estaban juntas, tan juntas y "comprimidas" al grado de que ocuparan un volumen tan pequeño como el más pequeño que podamos "imaginar" es decir: cero. A ese momento y punto le dieron estas personas el nombre de: "SINGULARIDAD" y al efecto producido se le llamó "LA GRAN EXPLOSIÓN" o como se dice en inglés: "BIG BANG".

Debo decir para los que no están muy enterados, que las personas a las que me refiero no son consideradas charlatanes ni nada por el estilo sino que por el contrario, son personas del más elevado rango y reconocimiento científico a nivel mundial, figuran en ese grupo grandes físico-matemáticos y astrónomos así como Biólogos y de todas las disciplinas de la ciencia y que como tales, los asertos que exponen no es una invención mía para tener un objeto de burla, pero yo sigo creyendo que son una especie de "Sofistas" modernos. Los sofistas de antes trataban de demostrar y lo hacían ante quienes embaucaban; que Aquiles el de los pies ligeros según Homero en la Ilíada; (una de cuyas características era su velocidad) no podría dar alcance a una tortuga (una de cuyas caracterísitcas es su lentitud). Los "Sofistas modernos" tratan de demostrar que todo el Universo estuvo concentrado en un volumen cero llamado SINGULARIDAD en donde estaba contenido: toda la materia del Universo, el tiempo y el espacio; en esa SINGULARIDAD comenzó todo.

La teoría en sí, está "desarrollada" con el empleo de "matemáticas elevadas" (mucho pero mucho, muy elevadas; demasiado elevadas; tan elevadas que imponen desánimo para los inconformes que pudieran reclamar satisfactores explicativos) para la interpretación de los efectos observados con los aparatos más modernos y sofisticados que existen, pero los postulados son tan simples como lo acabo de explicar anteriormente.

Sólo que, al final de cuentas hacen uso de un recurso DOGMÁTICO que se parece mucho a lo religioso, sólo que más ridículo ya que, para explicar la existencia de ese punto ("SINGULARIDAD"), se muestran completamente INCAPACES y simplemente lo dan por hecho para que sea creído por medio digamos de una especie de "fe ciega" y allí está lo que yo llamaría "la falsedad" que al final de cuentas hay que reconocer que, si ese punto tiene cero volumen, es algo así como "la nada" y por lo tanto esa "falsedad" es "nada" y sofísticamente ellos podrían decir por lo mismo: que no hay "falsedad". Yo podría decir correspondientemente que, tampoco hay "verdad". Por otra parte, si el volumen de esa Singularidad era cero, ¿con respecto a qué marco de referencia se debe entender ese volumen cero? Ya que según postulan, no existía espacio.

Yo no sé si quien esté leyendo esto, tenga capacidad para concebir concepto tal, yo de antemano me declaro incompetente para ello y por lo mismo, para las personas que como yo también se declaren incompetentes para el caso, los invito a seguir leyendo mi punto de vista; para las otras personas, vaya mi admiración y respeto pero, sólo eso.

Yo recuerdo desde cuando era muy pequeño, miraba el "firmamento" y pensaba en la parte más alta y siempre supuse que a partir de esa parte debería haber más altura y recuerdo que nunca llegaba mi mente a un lugar máximo en altura; esto sin saber qué cosa es el Universo ni qué cosa es el infinito; con lo que quiero decir que, para la mente humana aún la más sencilla, es muy fácil concebir la infinitud del espacio lo mismo que la del tiempo; y yo creo que, si en aquél tiempo alguien me hubiera dicho que hubo un momento antes del cual no existió otro o que, habrá un momento después del cual no habrá otro; de ninguna manera hubiera yo aceptado aquello, aún sin tener ninguna clase de recusos dialécticos o retóricos para sustentar mi negación.

No es que me esté saliendo del tema principal que es el de: "Dios" simplemente que, para iniciar la exposición de bases, es necesario partir de una común, que es a saber: la aceptación de que el espacio, como lo hemos concebido, es el continente infinito de todo lo que en él existe ya sea materia, o no-materia o esa cosa de la que se discute mucho su existencia llamda "éter" que permea todo lo que es materia o no-materia.

Al decir: "continente infinito" va implícita la infinitud del espacio en todas direcciones, quien no conciba el espacio de esta manera, de antemano queda en el conjunto de personas que no entran en la discusión toda vez que, la premisa fundamental es simplemente diferente.

Partamos pues de esta base y digamos que, su demostración (la infinitud del espacio) no tiene bases lógicas dialécticas para su existencia real (la demostración) pero, no por eso, se pide que por medio de un acto de fe se le dé crédito, en este caso la fe queda sustituida por la evidencia que resulta de la comparación absurda de su contrario es decir: si su contrario (el hecho de que el espacio tenga límites) se diera, nuestra mente al "palpar de manera conceptual" o mejor dicho: al concebir ese límite, tendrá que captar inmediatamente el contralímite más allá de éste, que no es otra cosa que por lo menos espacio; ya que, todo límite media entre la existencia de dos cosas entre las cuales está, por lo menos: una, la cosa limitada (interna) y otra, lo que queda más allá (la externa). ¿Cómo podemos concebir un límite para el espacio es decir: poner al espacio dentro de ese límite sin considerar que lo que queda fuera de ese límite no sea lo que entendemos como espacio?

Pues bien, así como concebimos la infinitud de la numeración sin demostrarla de manera lógica objetiva, así mismo debemos aceptar la infinitud del espacio, porque el supuesto límite de éste, es inconcebible y evidentemente absurdo ya que, la cosa externa al límite en cuestión, no ha de ser otra por lo menos, que espacio como tal; y en este caso, dicha evidencia sustituye a lo que para otras tesis absurdas tendría que ser la fe. Entre dos tesis contrarias una de la otra y dialecticamente no demostrables las dos, debemos considerar falsa aquella que presente la evidencia de un absurdo y admitir como verdadera o por lo menos, posible, la que no admita absurdos.

Ahora bien, si el espacio infinito contiene a la parte material del Universo, esta parte debe poblar el espacio de la misma manera infinita por dos razones principales:

Primera: porque de ser limitada esta parte, dentro del tiempo infinito del pasado, ya se hubiera tenido bastante oportunidad de colapsarse, dado que la fuerza de gravedad si es que se ejerce como lo dicen las leyes físicas, tendría que ejercer su efecto.

Segundo: si sólo en una región del espacio infinito se da la existencia de materia, en forma limitada, por la misma razón que en esta región se da, se debiera dar en otra y así en otra y si se diera en dos regiones, para el espacio infinito es lo mismo que si se diera en una sola y así tendríase que dar en más y más de manera infinita. Además, la energía radiada en el resto del espacio infinito dentro del pasado infinito, ya se hubiera discipado por completo y no habría más energía que observar.

La materia en el Universo no tuvo un principio en el tiempo por las siguientes razones:

Primera: Porque de la nada, o sea, del "espacio vacío" (suponiendo sin conceder su existencia), no se puede generar materia.

Segundo: porque si por alguna razón se hubiera creado en un momento dado en el espacio infinito algo de materia, la causa que ocasionó ese evento tendría que darse en otros momentos y en otros lugares y si se dió en un momento anterior, no hay razón para que en cualquier momento más anterior no se hubiera dado.

Analicemos un poco más este segundo caso: si el espacio infinito existió en un pasado sin materia ni energía ni nada, debemos entender que era un espacio absolutamente homogéneo en todos sus infinitos lugares, y si se dio un lugar en el que se empezó a formar materia, ese lugar ya tenía alguna diferencia con respecto a los demás, y entonces el espacio no era homogéneo, algo tenía ese lugar de diferente; y si en un lugar del espacio infinito se dio esa diferencia por la razón que sea, no habría razón para que en otro lugar no se diera una cosa similar, y si se dió esa situación en dos lugares del espacio infinito, no habría razón para que en otros dos lugares no se diera lo mismo; y siguiendo con este razonamiento, tendríamos que aceptar que esos lugares privilegiados tendrían que ser infinitos también; por lo que, si la materia hubiera tenido ese origen, también tendría que ser infinita.

Con todo lo anterior, queda claro que, la materia que puebla el espacio también es infinita en cantidad y en existencia temporal (NUNCA SE CREÓ) siempre ha existido junto con todos los fenómenos que se producen dentro del infinito espacio universal, uno de tales fenómenos es la vida, otro la inteligencia humana, las reacciones intraestelares y en general todos los que se conocen y los que aún no se conocen.

Si tratamos de investigar porqué se dan todos los fenómenos, habremos de dar cuenta de las causas inmediatas de algunos efectos pero no de todos ni mucho menos.

Es "Universo" o "Dios" el que rige de una manera aún no entendida por nosotros, todo cuanto ocurre dentro de lo que tenemos entendido como Universo; su ley es lo que llamamos "ley del Universo", o como los religiosos lo harían: "ley de Dios" y aquí está la principal diferencia entre lo que se entiende por Dios en filosofía y en religión, en filosofía, la ley de Dios es la del Universo porque el Universo es Dios, en religión, la ley de Dios es la que dictan los que establecen la religión, como por ejemplo: si pecas te condenas, si sufres te salvas; y si llevas la conducta que te decimos irás por el camino de Dios, y si no, vas por el del Diablo etc.

En la ley del Universo, vemos por ejemplo: que si trabajas te cansas, si metes las manos al fuego, te quemas, si haces el mal, tendrás represalias, si lanzas una piedra hacia arriba, la piedra tenderá a caer después de cierto tiempo finito, si tomas alcohol, sufrirás de borracheras y crudas y cosas por el estilo.

Todo parece más simple pero no es así, hay cosas dentro de esta ley del Universo que vemos y no nos explicamos la causa por ejemplo: vemos que hay vida y que los seres que la contienen no la pueden contener indefinidamente; y que inexorablemente dejan de contenerla al llegar a ese momento llamado: muerte.

Todos los procesos implicados en ese fenómeno de los seres "vivos", están sujetos también a la ley del Universo sólo que, aquí su entendimiento no es tan fácil como cuando lanzamos una piedra hacia arriba, que sabemos aparentemente porqué vuelve a caer; no, aquí ya nos las tenemos que ver con otro tipo de explicaciones como son: reacciones físicas y químicas (llamdas: "bio-físico-químicas") tan "perfectamente" sincronizadas para dar el resultado observado, y esta aparente perfección, es la que nos tiene intrigados porque se da con lujo de abundancia y sin los cuidados que se tendrían que suponer en el caso de tratar de hacer una imitación artificial de alguna parte de esos procesos. "Acá por ejemplo: en las industrias de la nanotecnología, se preven medidas de "higiene material y de campos" mucho más estrictas que en los quirófanos para intervenciones quirúrgicas, pero en la naturaleza, dejamos una semilla a en el suelo llano y con agua sin purificar se dan los procesos "bio-físico-químicos" para la elaboración de un nuevo ser vivo.

Así es que, si bien la ley del Universo es aparentemente simple, en realidad no lo es ni tantito y sólo captamos la parte superficial porque por ejemplo: si se nos hace simple el cálculo de la velocidad de caída de un cuerpo debido a la fuerza de gravedad, aún no sábemos el porqué de la fuerza de gravedad y si esto que es aparentemente sencillo no lo podemos saber a fondo, ¿qué podemos decir de otros efectos como la inteligencia humana? ¿de dónde vino? ¿Cómo está estructurada desde el punto de vista puramente físico-químico? pero, si el Universo se da el lujo de producir en serie todos estos resultados, es de toda necesidad indispensable que existe algo implícito en el Universo con la capacidad o potencia superior al resultado y así; si del Universo surge en un determinado lugar y momento, (considerando la expresión: "lugar" y "momento" de una manera literal: como todo el conjunto de procesos que se tuvieron que dar en el tiempo que fue necesario) un ser humano con sus capacidades, la "parte" del Universo que participó en la generación de dicho ser, debe poseer una capacidad mucho mayor; y si una de nuestras características es la inteligencia, esa "parte" debe poseer una superinteligencia; (entrecomillo la palabra "parte" ya que no me refiero a la parcialidad física temporal o espacial sino a la parcialidad activa) y es muy posible que, esa superinteligencia implícita en el Universo, sea la rectora de los procesos naturales que tienen como resultado, no nada más el de la especie humana sino, la organización de toda la materia existente para constituir no sólo seres vivos sino todos los demas seres o cosas que pueblan el Universo; con lo que poco a poco estamos llegando al punto en donde debemos aceptar que: así como cada uno de nosotros tenemos una facultad de pensar y en un momento dado producir algunos cambios en nuestro organismo finito, así el Universo debe estar constituido con capacidades para "entender de manera inteligente" la manera de producir sus propios cambios en la materia de su organismo infinito. Esta capacidad "superinteligente" del Universo por lo mismo debe residir, no como en muestro caso: en una parte de nuestro organismo corporal: la inteligencia; de la que ahora tenemos motivos para pensar en la posibilidad de que reside de manera material en nuestro cerebro fundamentalmente, sino que, en el caso del Universo, reside por fuerza de manera total en todo el dominio de su espacio infinito; y si aceptamos el concepto de esta residencia, habremos de decir que, el Universo en sí, contiene esta capacidad "superintelectual" de él mismo, y llegado a este punto, lo mismo nos da llamrle Universo o Dios o de cualquier otro modo. Concebir que dicha capacidad del Universo permea la totalidad de su espacio sin demostrarlo categóricamente, no constituye un acto de fe porque vemos el producto que es: tanto la vida como el ser humano y como todos los fenómenos que se dan, los cuales requieren de dicha capacidad, y en esto me estoy refiriendo no sólo al supuesto surgimiento de la vida o de los seres vivos; ni al surgimiento se cosas materiales en algún lugar del Universo; me refiero también a la sustentación y continuidad de todos esos fenómentos ya que vemos la facilidad como se producen seres vivos en los "laboratorios de la naturaleza", llámense éstos: vientres, matrices, semillas, granos etc. Es como asegurar sin demostrarlo, que existe una fuente de calor cuando sentimos la temperatura aunque no tengamos algún tipo de percepción ni por lo mismo, conocimiento de la fuente.

El anterior, es el concepto que tengo de lo que para mí es Dios. (Bien pudiera no ser verdadero).

Debo aclarar una cosa: científicamente tratamos de entender al Universo por medios tanto objetivos como subjetivos (éstos son derivados de aquellos); primeramente percibimos el mundo sensible que nos rodea y que está al alcance de nuestros sentidos ya sea de manera llana o bien por medio de "visualizadores" o mejor dicho: "sensores" que nos amplían el alcance. Pues bien, a partir de dichas observaciones, tratamos de entender de manera entendible, conceptos que nos lleven a un entendimiento mayor de lo que de manera directa observamos, así es como llegamos a conceptos más profundos, tanto como tratemos de profundizar; y en estos intentos muchas veces llegamos a puntos tales como los que se refieren al origen de todo lo que existe, el porqué de los fenómenos que observamos; y las conclusiones obtenidas muchas veces las comentamos con nuestros compañeros, y en ocasiones hacemos publicaciones de ellas, y de alguna manera quedan grabadas en lo que se da en llamar el conocimiento humano, es por eso que ahora entendemos sin mucho trabajo cómo es que se produce la lluvia, cuando en el pasado era un misterio, pero a partir de personas que como nosotros observaron y divulgaron tanto sus observaciones como sus conclusiones, es que se fue heredando de generación en generación un cúmulo informativo de conocimientos de los que disponemos sin tanto esfuerzo; pero muchas cosas que en la actualidad son un misterio, se están analizando y estudiando para que las generaciones venideras hagan uso de los resultados y en su momento los utilicen para hacer nuevos descubrimientos y así sucesivamente hasta que la pendiente que representa la rapidez en el incremento del conocimiento en el tiempo, se haga casi llana u horizontal, es decir que, aunque siga creciendo el conocimiento, sea demasiado lento ese crecimiento.

Llegamos a la conclusión de que el conocimiento de que disponemos nos sirve para tratar de entender el mundo que habitamos y todo lo que esté hasta cierto "más allá"; y cuando tratamos de entender todo lo que nos rodea, una de las preguntas es: ¿por qué estámos? ¿por qué está todo eso que percibimos? ¿qué es lo que hizo a este sistema solar? ¿A aquellas galaxias? ¿A estos animales? ¿A este ser humano? Tantas cosas tan complejas que aún no podemos entender, y: ¿qué sería si no hubiera sido nada de eso? ¿A quién le hubieran hecho falta? si el Universo de alguna manera se "las ha estado ingeniando" para estar obteniendo esos resultados, no ha de haber sido simplemente para que existieran, es aquí donde entra el tema "místico racional", de otro tipo de fe que no es exactamente como el que se estila en las religiones, podríamos decir "fe racional" fundada en un sistema probabilístico de exclusión es decir: eliminando lo que probabilísticamente es falso. pondré un ejemplo: cuando trabajamos en un proyecto determinado tenemos fe en el resultado porque los cálculos previos nos dan facultad para esperar lo que queremos. Ahora bien, puede ser que por algún factor imprevisto, el resultado no se dé como lo esperamos en cuyo caso nos percatamos de que estábamos equivocodos y al determinar la consistencia de la equivocación, ya estamos dirigiendo nuestra atención a otro objeto de nuestra "fe", es decir: aquí lo que debemos entender por "fe" es el valor probabilístico de obtener un resultado previamente considerado como posible desde el punto de vista científico.

La otra fe, la que se estila en el caso de las religiones, la que parte del dogmatismo estructurado y dictado dentro de una religión por ejemplo; nos obliga a aceptar conceptos tales que carecen de provabilidad lógica existencial y que generalmente anida en las mentes por su escasa capacidad cognitiva por ejemplo: es muy común que un papá le diga a su hijo que se debe portar bien porque si no lo hace, vendrá el "Coco" o cualquier otro ente imaginario y se lo comerá. Como el niño no tiene los conocimientos necesarios, y como se lo dice su papá al cual tiene por primer guía, el niño da por hecho que existe el "Coco" y que con toda seguridad habrá de cumplir su cometido tal como se lo anticipó su papá. Esto es un acto de fe como en el caso de la clase de fe derivada de la religiosidad a la que me estoy refiriendo. Y en el caso de las religiones la fe se insufla de la misma manera, pero aquí el papá equivale de manera metafórica a la fundación religiosa representada por los "guías espirituales" llámense: pastores, sacerdotes, papas, etc., el niño: serían los feligreses y el "Coco" sería "el Diablo"o el Infierno o el purgatorio etc.

Imaginemos a nuestro planeta en los inicios de su gestación, cuando su temperatura llegaba a extremos en que, lo que ahora conocemos como ser vivo, no pudo haber existido; tenemos algún grado de certidumbre en que nuestro planeta en esos tiempos, era una mole de elementos materiales la mayor parte en estado incandescente, como que si dijéramos: un caldo en estado de ebullición en donde los elementos químicos chocaban unos con otros de manera puramente aleatoria (al azar) sujetos sólo a las leyes que ahora conocemos con el nombre de "Físicas" o de otra manera actualizado el concepto, también "Químicas" (hago la anterior separación ya que en un principio las leyes físcas incluían a las químicas); pues bien: hay mucha base para dar por hecho que, existió ese caldo en el que sólo por afinidades químicas (tendencias de ciertos átomos a establecer ligaduras con otros) y la participación de factores de catalización, se daban las formaciones de compuestos químicos de determinada complejidad muy parecidamente a como se pudieran dar en la actualidad dichas reacciones entre los elementos químicos, todavía no está muy bien determinado de manera categórica el cómo de ciertos resultados en la formación de los elementos químicos pero vamos a conceder que se dieron esos resultados por el simple hecho de que en la actualidad existe lo que existe es decir: si existe el Uranio, tendremos que aceptar que se constituyó por las reacciones ¿azarosas? y los ¿catalizadores? que en su momento se dieron; y si existen los compuestos químicos actuales es porque esas reacciones ¿azarosamente catalizadas? los procrearon; y aunque no entendemos a ciencia cierta la mecánica físico-química o en su caso, cuántica, que funcionó para esos resultados, nuestras teorías hasta cierto punto dejan un buen grado de satisfacción considerando la azarosidad de los procesos combinada con algún posible factor desconocido en la actualidad que debió intervenir. No estoy suponiendo; hasta ahora, no ha sido posible para el conocimiento humano determinar de manera categórica el proceso físico-químico-cuántico por el que se formaron la mayor parte de los elementos pesados. Se dice simplemente que se formaron como consecuencia de explosiones de supernovas muy masivas pero no se establece en sí el cómo es que se dieron los procesos de fusión respectivos; con mucha facilidad se dice que del hidrógeno se deriva un proceso de fusión para dar como resultado el helio con liberación de energía y del helio sucesivamente hipotéticos procesos de fusión hasta llegar al fierro pero de ésta, ya no se tiene cuenta efectiva de cómo se derivan otros porcesos de fusión para llegar a los elementos más pesados, simplemente, como dichos elementos existen, de alguna manera se tuvieron que formar y lo único que se les ocurre es que hipotéticamente por reacciones en los estallidos de supernovas muy masivas (dicen: supermasivas) es que se han de haber dado.

Tenemos que conceder porque lo vemos, ("fe" científica) que los resultados fueron: la existencia de los 92 elementos conocidos, formando los compuestos químicos que les correspondió como resultado de las reacciones que por "afinidad química" y por "¿azar?" hipotético se dieron; y entre ellos todos los que contienen Carbono.

Todo ese conjunto de compuestos en su momento sólo constituían materia inorgánica es decir; sin conexión de manera absoluta con algo de lo que conocemos en la actualidad como "ser vivo" o "vida" o "provida" o "protovida", pero como en la actualidad existe ese fenómeno que entendemos como "vida" o "seres vivos", tenemos que aceptar (por un acto de "fe" científica) que hubo una época durante la cual se tuvieron que dar los procesos tendientes a la transición de una fase a otra es decir: de la fase en la que no había ni materia orgánica ni vida a la fase en la que éstas ya existieron.

Dicha época de transición, es la que encierra el misterio que hasta ahora no se ha podido despejar desde el punto de vista científico sin considerar la intervención de un factor poseedor de capacidades superinteligentes; primero, para establecer el propósito, y luego, para diseñar las "arquitecturas" que se requieren en tal "empresa"; y digo superinteligentes, porque siempre lo diseñado tiene capacidad ultra-inferior que el diseñador (todo lo diseñado por el ser humano, es mucho muy inferior al ser humano, una supercomputadora no tiene capacidad intelectual como la de su diseñador), y si uno de los resultados es un organismo unicelular o nuestro ser, con la capacidad inteligente que tenemos, nuestro "diseñador" debe ser ultra-superior a nosostros en inteligencia y en todo lo demás.

Pero como dicha capacidad debió coexistir con la materia del caldo primigenio de nuestro planeta, inferimos que, coexiste con lo que conocemos como materia ya sea que: forme parte de ella, sea externa a ella o ambas cosas es decir que coexista con la totalidad del espacio inter y extra-material; y de esta manera inferimos que coexiste con el Universo o finalmente: que es el Universo mismo tal y como éste sea entendido por nuestro criterio.

Por las inferencias anteriores, llegamos al concepto de "Fe" en el sentido científico, es decir que: tenemos "fe" en que, el Universo es lo que debemos entender como Dios, lo cual no implica la necesidad de una religión. Que quede claro; lo que para mí es: Dios o Universo, no implica ninguna conexión con el misticcismo de religión alguna pero sí, con algo que contiene criterio y raciocinio de manera superlativa imponderable por nuestro raciocinio. El misticismo o interpretación mística que se le dé al tema, es materia y responsabilidad sólo de quien o quienes lo ejerzan, en lo cual me incluyo pero fuera del tema en cuestión es decir: en otro tema por separado.

Podemos hacer una burda similitud explicativa: así como decimos que una persona no es sólo su cuerpo sino: éste y su mente; podríamos decir que, Dios es la mente y el resto de lo que se conoce como Universo es el cuerpo pero esto, es sólo por ensayar una similitud desde mi escaso entendimiento.

Ahora bien, si damos por aceptado que existe ese factor superinteligente así como lo hemos descrito, deberíamos entender más cosas acerca de dicho factor como por ejemplo: ¿que fue lo que ha movido a dicho factor para "ayudar a construir" o "construir" lo que ha construido, o mejor dicho; cambiar lo que ha cambiado o hacer lo que ha hecho de la manera especial que lo ha hecho? ¿Qué motivo existe o existió para que, por lo menos en nuestro planeta, de tantos millones de especies de seres vivos, sólo en una de ellas (la nuestra), se manifestó la facultad de pensar de manera contemplativa es decir: inteligentemente? Si ya manifestó en nosotros la facultad anterior, ¿cuál es el propósito por el cual se nos ha dado dicha facultad?

En la contestación individualizada de esas y muchas más preguntas, se llegan a generar argumentos que tienden al establecimiento de conductas del género humano, en el sentido místico y de éste al de la religión; por ejemplo: se puede decir que, si fuimos creados con tales o cuales características, ha de ser presisamente para que nuestro comportamiento sea de acuerdo con la bondad, la justicia y en general de acuerdo con todo tipo de virtudes, por lo que, si nos apartamos de esa tendencia, estaremos irremisiblemente en un "error" o "pecado" que de alguna manera deberá tener una repercusión correspondiente en forma de castigo y en caso contrario, en foma de premio; y de aquí en adelante, de manera muy fácil se dan toda clase de contingencias que llevadas al grado de dogmas, establecen las bases de la religión que corresponda; la que con mucha facilidad puede ser inculcada en la mayoría, ya que la mayoría (debemos aceptarlo) es parca en capacidades para discurrir de manera lógica y sistemática los intríngulis correspondientes y optan por el camino fácil, de dar por cierto lo que se les inculca, máxime cuando tal inculcación surge de personalidades altamente reconocidas como seres "cultos e ilustrados".

Claro que, si damos por hecho que hay algo superior, no que creó la vida, ya que ésta es una de sus pertenencias; sino que, la hace surgir de una forma o de otra ya aquí, ya allá, ya como un ser, ya como otro y en especial; ya como ser humano con nuestras características, es lógico que se implique la pregunta en cuanto al porqué y para qué de todo esto, es decir: si somos lo que somos, ¿porqué somos lo que somos? y; ¿para qué estamos como estamos? ¿Para qué esa entidad omnipresente hace concurrir la materia en determinado lugar de un planeta, de forma que resulte el ser humano; y en coexistencia con el ser humano una multitud de otros seres?

En los intentos de contestación a las preguntas anteriores, cabe todo tipo de posibilidades, muchas de las cuales, llegan a puntos desde los cuales es fácil tomar dirección hacia la religión, como ya se ha explicado; con todos los atributos que la hacen ser lo que es.

La idea es que, debemos tratar de contestar dichas preguntas sin tomar el camino fácil de la dogmatización religiosa, algo que sea congruente con lo que, de manera lógica nos dé una solución sin tener que caer en los vicios (es mi manera de pensar) de la dogmatización mencionada.

Teniendo en cuenta que, de alguna manera somos el producto elaborado por algo o "alguien", debemos considerar a ese algo como un ente con capacidad para crearnos o mejor dicho: ejercer nuestro surgimiento y el surgimiento de todo lo demás; y mantenernos en estado de perpetuidad en tanto que: "especies vivas, conscientes y pensantes" y todos los atributos que se nos añadan, tanto a nosotros como especie humana, como al resto de todas las demás especies con vida y todo lo demás; ese algo o ente o como se le pueda llamar, tiene que poseer capacidades en grado superlativo inimaginables por nuestra capacidad mental en cuanto al límite de dichas capacidades, pero que por otra parte, esta limitación de nuestra capacidad mental, no nos impide valorar muchas cosas en cuanto al mencionado ente, como por ejemplo: el motivo que se dió o se sigue dando para nuestra existencia y derivado de lo cual; las conductas a seguir congruentes con dicho motivo y con la naturaleza de cada especie de vida. Es aquí donde radica el punto débil por el que, el dogmatismo de las religiones penetra en cada caso para sustentar dichas religiones y es que, si como es natural, aceptamos que nuestra naturaleza nos hace tender al bien, tendrá que derivarse de esto, que Dios nos sustenta en el Universo para observar una conducta con tendencia al bien, y al que se conduzca así, se hará acredor a un premio, y caso contrario, a un castigo; llegando a grados tales, que ya se tiene según la religión específica, una especie de tablas para cotejar, según el mal hecho o "pecado", un determinado castigo o "penitencia".

Si hemos de ser sinceros, lo criticable de lo anterior es la calificación que se establece, porque en cada caso, es la suposición de que, quien la establece es alguien que cree que esa ha de ser el sentir de la máxima autoridad llamda Dios. En cuanto al principio de que este Dios o ente de que hablo debe tener un motivo para nuestra existencia, esto es indiscutible pero el punto a discusión es el motivo en sí.

Por principio de cuentas; aún no sabemos qué es bueno y qué es malo para ese ente que me voy a permitir llamar en lo sucesivo "Dios"; ¿hasta dónde para Dios es buena o mala nuestra conducta?, porque para nosotros, es decir: para nuestro modo de pensar aún no nos ponemos de acuerdo de manera plena en cuanto a lo que es bueno y lo que es malo o sea que, lo que para unos es malo, para otros parece ser no tan malo y para otros hasta bueno, o viceversa; así que, de antemano, debemos conceder que, para una "mente" suprema como ha de ser esa de Dios, por no decir: "infinita", todos estos asuntos del bien y del mal carecen de sentido puesto que, dicha mente está más allá pero mucho más allá de estas nimiedades. Yo creo que para Dios, es "bueno" todo aquello que va con la naturaleza (considerando a la naturaleza como el conjunto de leyes en el Universo) sin que sea malo lo que no, es decir: que para Dios nada es malo ni por supuesto, bueno; en el sentido que nosotros le damos al término, es por eso que entrecomillo la palabra o sea, para indicar que de alguna manera si Dios hace que las cosas tiendan en un sentido, todo lo que hagamos nosotros con intención y tendencia a ese mismo sentido debiera ser "bueno" o mejor dicho: "concordante" para él aunque, si actuamos con tendencia diferente, para él sólo deberá ser un acto de "discordancia" por lo que, no deberá tomarse la molestia de ejercer daño de "castigo" ya que éste, si se presenta, será una consecuencia del mismo acto cometido, dado lo cual, deberemos actuar acordes con la "ley" que nosotros mismos debemos interpretar; no para no ser "castigados" por Dios, sino para no recibir el daño lógico consecuente: (no debemos matar por que corremos el riesgo de que nos metan a la cárcel o de la venganza; no debemos tomar veneno porque moriremos; etc.)

Todo lo anterior es sólo una conjetura de lo que supongo pudiera ser una manera de interpretar el concepto, aunque de hecho, pudieran haber muchas más; y diferentes maneras de entenderlo.

Se tiene por aceptado para nosotros que uno de los males mayores por no decir el mayor, es la muerte; pues bien: si para Dios la muerte fuera algo malo, de ninguna manera la consentiría, ya no digamos que, antes al contrario la establece como una de sus leyes.

Si damos por hecho la existencia sempiterna de esto que llamamos Universo en el que ha existido de manera permanente todo lo que hasta ahora existe de manera cíclica y autocambiante. Parece que estoy diciendo una contradicción pero no es así, lo que quiero decir es que, en el Universo permanentemente todo esta cambiando o sea que, nada es estable, una piedra en un cerro nos parece que es estable pero esa piedra está cambiando permanentemente de lugar al acompañar al planeta en sus movimientos, además de que en su interior por la acción de la energía que contiene, sus átomos están en constante movimiento vibratorio.

Por lo anterior, es un hecho el que también exista una "ley" que "rige" en todos y cada uno de los procesos que tienen, que han tenido y que tendrán lugar en dicho Universo; dado lo cual, cabe la suposición de la existencia de una especie de vigilancia o si queremos llamarle de otro modo, diríamos: supervisión suprema que desde "hiperplanos" existenciales (por darle una nominación) pudieran estar interviniendo de manera actual en algunas o en todas nuestras vivencias efectivas así como en las de los demás seres y cosas.

Esta "ley" omnipresente en todos y cada uno de los infinitos: lugares, seres y cosas del Universo, es lo que, desde otro punto de vista pudiera llamarse "Dios"; claro que, desde este punto de vista, "Dios" no es esa imagen que nos figuramos con forma ni humana ni de ninguna otra índole ya que, cualquier forma que le supongamos, tendría límites y el concepto al que me refiero, obviamente carecerá de forma ya que es infinito en todos los sentidos.

Al estar en el lugar de los átomos de un cuerpo vivo o inerte, Dios será el promotor actual de las leyes físicas, químicas o biofísicas o bioquímicas correspondientes, el calor que irradia una piedra después de ser calentada por alguna fuente, será una consecuencia de la aplicación de esa "ley" así como los fenómenos físicos derivado de la electrodinámica y por otra parte; la compleja actividad genética de los organismos, será también una consecuencia de la misma "ley" aplicada al tópico correspondiente. Nada escapa a la aplicación de esa "ley" ni siquiera el leve movimiento de una hoja debido a la escasa acción del viento, ni las enormes actividades del interior de las estrellas; de lo que bien pudiera haberse tomado aquella aserción religiosa en el sentido de que: no se mueve la hoja del árbol sin la "voluntad" de Dios.

Es muy difícil comprender un concepto que no tiene límites, imaginar que esto que vemos en nuestra "cercanía" es sólo una infinitésima parte del "todo", que por más que avancemos imaginariamente, siempre vamos a estar en una situación con respecto al "todo" exactamente igual, es decir que para donde quiera que dirijamos nuestro avance, siempre vamos a encontrar lo mismo (espacio, materia en forma de astros ya sean éstos, con luz propia o no, flujos de carácter electromagnético es decir: campos eléctricos y magnéticos, y todo lo demás que aún no tenemos conceptualizado) por lo cual, de manera conjunta no tuvo principio ni en el espacio ni en el tiempo: cada parte individual del Universo (continente del todo) y "partes" de él.

En esta infinita bastedad permea de igual manera una "ley" que conjunta a todas las que conocemos de manera parcial y que, poco a poco vamos descubriendo así como la totalidad del resto que aún no descubrimos y que posiblemente no logremos hacerlo por la escasa capacidad de nuestros recursos mentales.

Esa ley, auque no somos quién para captarla, en su estructura; por lo menos tenemos pruebas de su existencia dados los innumerables resultados que prevalecen a nuestra observación. Seríamos demasiado arrogantes si quisiéramos dar cuenta de todos los procesos que se dieron para llegar al resultado de los seres vivos, pero no podemos negar que como sea que se hayan dado esos procesos, debió haber un "propósito" y un proyecto preestablecidos para su consecuente resultado; proyecto que forma parte de esa "ley" que coexiste con el "todo" es decir: "ley" sempiterna que se ejerce en el momento y lugar predeterminados por ella misma, no nada más como dije: para dar como resultado el ser vivo sino a todos los demás fenómenos naturales conocidos y aún los no conocidos.................

Y cuando hablo de: "proyecto" no quiero dar a entender que, de pronto a algo o a alguien le vino en mente por primera vez ponerse a construir eso, motivo del proyecto, que en este caso es: la vida; me refiero a una forma de proyecto "sempiterno" que de pronto se da aquí, luego se da allá, en momentos muy diferentes en cuanto a tiempo y espacio o sea que, por ejemplo: el de nuestro plantea, que de pronto se dio, en un pequeñísimo lapso de unos miles de millones de años; como se ha dado en otros tiempos y lugares correspondientes a otros planetas y como se ha de seguir dando por los siglos de los siglos y por los lugares de los lugares es decir: esto que vemos ahora y muchas cosas que no vemos se han estado dando y lo seguirán haciendo de una manera continua cada que las condiciones se presten para el caso y es allí en cada caso en donde se ejerce el "proyecto" al que me refiero que por decirlo de otra manera: como que sólo espera la concurrencia de lo que sea mnester para ejercerse. La vida no tuvo un principio o inicio en el Universo; siempre ha existido; se ha iniciado su manifestación material en los lugares en que las condiciones ya sea por casualidad o por qué no decirlo; como consecuencia de la misma ley se den. Hasta el momento, el único lugar del que se tiene conocimiento en que se está dando el fenómeno de la vida es nuestro planeta; lo cual no elimina la posibilidad de que se dé en otras partes como de hecho se ha de estar dando, claro, sin nuestro conocimiento.

Si como digo en el párrafo anterior: el "todo" implica a la "ley" referida, ésta y aquél constituirían lo que damos en llamar: Dios, ahora bien, este concepto algunos lo entienden como "naturaleza" y otros como "divinidad" y diríamos que, la palabra que se use es del todo intrascendente pero no es así, porque los naturalistas aunque aceptan que todo es resultado de una ley natural, entienden a esta ley como algo carente de capacidad mental o intelectual propositiva, por lo que niegan que hubo un plan propositivo para la obtención de muchos resultados uno de ellos es el de los seres vivos. Estos naturalistas tratan de demostrar que el resultado de la vida es la consecuencia de una serie de procesos físicos y químicos sobre los elementos, que se ejercieron de manera aleatoria en el ambiente que se dio; y que sin un proyecto previo, se fueron agregando los elementos y empezaron a dar los resultados que se fueron dando así nomás como quien de tanto lanzar los dados, en un momento dado caen formando la combinación que aunque no se esperaba se dio y funcionó para "algo" y aunque niegan la existencia de un proyecto previo tendiente hacia un propósito, ellos mismos se desdicen cuando dicen que los elementos cada vez se agregaban de manera más "perfecta"; la misma palabra entrecomillada que usan significa la tendencia a algo propositivo; en ocasiones dicen que, cada vez los elementos formaban "mejores" conglomerados; nosotros podemos decir que algo es mejor cuando al aplicar nuestro criterio consideramos que eso a lo que le estamos asignando el calificativo, concuerda más con el propósito al que tendemos por ejemplo decimos que una cama es mejor cuando nos sirve para dormir con más comodidad; un arma es mejor cuando nos sirve para eliminar más rápido a nuestro contrincante o sea que no podemos calificar de mejor algo que no utilizamos con la tendencia a un determinado propósito. La misma palabra "Evolución" que es la que usan como "argumento" para el devenir de la materia inerte a la materia orgánica y de ésta a los seres vivos simples y de éstos a los más complejos; esa misma palabra no se puede concebir sin la existencia de un propósito al cual tiende dicha evolución y no se puede entender lo que es "propósito" sin la existencia de un ente propositor quien fija su "atención" en aquello a lo cual tiende su propósito.

Así que, cuando la "naturaleza" ejercía sus funciones constructivas en nuestro planeta, ya tenía un proyecto del propósito al que tendía que es el resultado que vemos.

Por otra parte, la corriente religiosa da primacía a una divinidad preexistente al "todo" que nomás porque dijo: !hágase esto y aquello", se hizo esto y aquello.

Yo creo que cabalmente, no es ni una cosa ni otra, ya que si es como lo anterior, es deir que una divinidad ordenó la hechura de las cosas, la pregunta que viene es: ¿qué hizo esa divinidad en todo el tiempo infinito anterior? Porque si lo hizo en determinado momento, ¿porqué no lo hizo antes? Es que: ¿estaba dormido? o por lo menos vamos a decir que, estuvo inactivo lo mismo un tiempo infinito y esto de infinito quiere decir que desde que no tuvo principio hasta ese momento no hizo nada dicho de otra manera: tardó un lpaso infinito sin hacer nada.

Yo creo que sí, en un momento dado, esa "ley" "dijo": hágase tal o cual cosa en determinado momento y lugar y la cosa se hizo pero eso de que, "dijo" es sólo una expresión metafórica del acto que da como resultado la cosa, por ejemplo: los procesos que se dieron para dar como resultado un ser vivo o muchos, es la manera de decir que se hagan esos seres vivos de acuerdo al proyecto predeterminado en el lapso (años, milenios o evos) requerido para el caso.

En lo que yo difiero de los "naturalistas" es en el hecho de que yo considero la existencia de esa entidad con capacidad intelectual enormemente mayor que la nuestra y que por lo mismo, puede en un momento dado estar ante nuestra actualidad (y de hecho está) no para vigilar nuestra conducta a la manera como nos lo dicen los religiosos sino para la consecuencia correspondiente a nuestros actos así como los de todo lo demás, con los resultados que de manera obligada y consecuente, se tengan que dar; además lo está, para regir los procesos internos de nuestros organismos y de todo lo demàs.

Al decir: consecuentar, no me refiero al significado que a veces le damos a la palabra en el sentido de consentir, me refiero al sentido real de la palabra que es el de producir consecuencia es decir: la consecuencia de tomar alcohol es la borrachera, la consecuencia de un golpe, es el dolor, la consecuencia de estar sumergido en el agua es la de no poder respirar y la consecuencia de esto, es la asfixia y de esto, la muerte.

Ahora bien, al tipo de consecuencia ejemplificado, es al cual estamos demasiado acostumbrados de tal manera que nos parece la forma más natural de entender los fenómenos que observamos y por lo mismo creemos entender que es el único tipo de consecuencias que se puede dar en el mundo que nos rodea, lo cual nos lleva a pensar que todos los fenómenos que se dan ante nuestra percepción se derivan de una especie de aplicación de unas normas llamadas en su conjunto leyes físicas más allá de las cuales, estaríamos fuera de la realidad; y si bien, algunos fenómenos no nos los podemos explicar con fundamento en las leyes mencionadas diríamos que es sólo porque aún no hemos encontrado la estructura en que debemos acomodar la interacción de dichas leyes para obtener la explicacón del fenómeno; y nos obstinamos en tratar de seguir buscando todo tipo de explicaciones con apego a esas leyes que se nos ha dado conocer y lo peor es que, damos por hecho que dichas leyes son la totalidad de las leyes del Universo y que así como se ejercen aquí lo hacen en la totalidad del Universo.

Yo creo que las que leyes físicas de las cuales tenemos algún conocimiento, sí son leyes del Universo, pero sólo una parte de ellas y posiblemente una parte muy pequeña, la cual es suficiente para satisfacer nuestra simple curiosidad y nuestras más simples necesidades para subsistir de acuerdo con la escasa mentalidad que se nos dio y de la cual disponemos; pero cuando nuestra curiosidad deja de ser tan simple y nos da por imvestigar más allá del alcance de nuestra mentalidad, es cuando las cosas se empiezan a poner algo difíciles y más cuando a toda costa no queremos reconocer la existencia de más leyes que las que conocemos creyendo que éstas son suficientes y únicas.

Buscar la verdadera causa de fenómenos como: la vida, la fueza de gravedad, el electromagnetismo; con fundamento en las leyes que se nos ha dado conocer, es como estar armados con: arcos, flechas, macanas y lanzas; y así querer vencer a un enemigo armado con cañones, tanques, fusiles y bombas.

Nuestra capacidad mental no se nos dio para llegar por la vía de lo que llamamos lógica a dilucidar tales fenómenos de una manera explícita pero sí se nos dio una especie de consciencia para valorar de una manera implícita la existencia de algo hacedor de los fenómenos referidos sin tener que definir la estructura y la manera como dicho hacedor se las arregla para su cometido.

Aquí, con respecto a lo anterior me viene a la memoria un pensamiento de Amado Nervo.

INACCESIBLE:

"Dios es inaccesible al instrumento científico, al crisol y a la retorta, pero es siempre accesible para el alma.

Jamás despejarán su inmenso enigma cual si fuese ecuación: la suficiencia y el orgullo humanos; el telescopio no habrá de descubrirle entre las orbes ni la lente del ultramicroscopio le encontrará en la célula.

Él da su ley al Universo y calla, recatando su faz en lo infinito. Pero que el triste y conturbado espíritu le busque como el "sumum de los bienes" y allá en lo más profundo de sí mismo, la voz maravillosa del abismo le dirá con amor: !Aquí me tienes!"

Allá cuando yo estudiaba en Chapingo, una lección en la clase de inglés, versaba sobre la época en que Luis Pasteur publicaba sus descubrimientos los que se enseñaban en las escuelas. Según eso, un estudiante en el tren conversaba con un señor de cierta edad (que leía La Biblia) sobre que: "con los conocimientos derivados de las investigaciones de grandes científicos como Luis Pasteur, ya no se necesitaba de la existencia de Dios para explicar el origen de la vida" y el señor defendiendo su punto de vista le decía al joven que, muchas veces los científicos que hacían esos descubrimientos mientras más estudiaban sobre sus resultados más cerca estaban de creer en la existencia de un ser divino; y cada uno en su turno, defendía su punto de vista con los ejemplos o elementos propios sin que al final del viaje se pusieran de acuerdo en una sola posición; cuando se despidieron el joven muy cortesmente dijo su nombre y pidió al señor su domicilio para enviarle las publicaciones científicas a ese respecto; el que le contestó: mucho gusto jovencito mi nombre es: Luis Pasteur y le dio una terjeta personal.

Profesor Doctor: Luis Pasteur

Director General del Instituto de Invertigaciones Científicas.

Universidad Nacional de Francia.

"Un poco de Ciencia nos aparta de Dios.

Mucha, nos aproxima".

Dr. Louis Pasteur

Postdata: El mayor placer de una persona inteligente es aparentar ser idiota delante de un idiota que aparenta ser inteligente".

Y si hablamos de tiempos más recientes por ejemplo: Wernner Von Braun (renombrado físico alemán Jefe del programa espacial de cohetes en la NASA hasta su muerte), dijo:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

"Uno no puede estar expuesto a la ley del universo sin concluir que debió haber un diseño y un propósito detrás de todo. Mientras más entendemos las maravillas del universo, más razones tenemos para asombrarnos del diseño inherente en el cual está basado. CREER QUE TODO EN EL UNIVERSO SUCEDIÓ AL AZAR SERÍA VIOLAR EL OBJETIVO MISMO DE LA CIENCIA. ¿Qué proceso errático podría producir el cerebro o el ojo humano? Ellos (los evolucionistas) retan a la ciencia para probar la existencia de Dios. Pero, ¿Acaso necesitas una vela para ver la luz del sol? Ellos dicen que no pueden visualizar un Diseñador. Bueno, ¿Puede un científico visualizar un electrón? … ¿Qué extraña forma de racionalizar hace a un científico aceptar el inconcebible electrón como real al tiempo que se rehusa a aceptar la realidad de un Diseñador basándose en que no puede concebirlo? " [Science newsletter, mayo 1974. Pág. 8. El Dr. Von Braun fue el científico líder del Programa Espacial de E. U. durante los años 1970.]

Por otra parte tenemos a Max Planck principal precursor de la física cuántica cuando recibió el Premio Nobel en 1918 dijo:

"Como hombre que ha dedicado su vida entera a la más clara y superior ciencia, al estudio de la materia, yo puedo decirles como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: No existe la materia como tal. Toda la materia se origina y existe sólo por virtud de una fuerza la cual trae a las partículas de un átomo a vibración y que mantiene a este diminuto sistema solar del átomo unido. Debemos asumir que detrás de esta fuerza existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la Matriz de toda la materia."

No es que porque sea tal o cual persona que lo diga, su aserción tenga que ser necesariamente verdadera, (ya lo decía Sidharta Gautama "Buda"); lo que quiero decir es que la mayor parte de esos grandes estudiosos de la ciencia, han llegado a estos resultados sólo después de estudiar tanto.

Ahora esa misma situación de la conversación del joven con Pasteur en versión actualizada pudiera darse argumentando el joven que: "ya se ha hasta controlado el proceso de la generación de vida con los avances que se han dado en materia de ingeniería genética y de procesos de clonación" dando por hecho con eso que el ser humano ya está abriendo la puerta del misterio pero no es tal; el procedimiento de generar vida por la vía de la reproducción sexual como se ha venido dando; en la que el macho deposita -como consecuencia de un impulso ¿suigéneris?- su semen en la hembra en el llamado coito o acto sexual reproductivo; difiere del porceso de clonación, sólo en la manipulación de la información genética contenida en el ADN del núcleo de una célula normal, el cual es extraído y cultivado de manera tal que se regresa a una fase en la que se comporte como el núcléo fecundado del óvulo al que después de extraerle el suyo propio (sin fecundar), se substituye con el núcleo cultivado que ya en el óvulo en cuestión, funciona como el principio del embrión, con lo que dicho embrión y feto resultante contiene exactamente la misma información genética del individuo del que se obtuvo el núcleo cultivado; por lo que dicho producto será un individuo igual física y genéticamente al donador del núcleo. No se ha generado nueva vida, sólo se ha tergiverzado el proceso de la reproducción para obtener un producto de acuerdo a un propósito artificial establecido.

Un jardinero entreteje las ramas de determinado árbol en su edad primera para que al ir creciendo dicho árbol, presente determinada forma o figura y no por eso podemos decir que el jardinero creó un árbol, simplemente creó una figura con ese árbol.

Cuando el ser humano con su conocimiento aplicado y a partir del surtido de los 92 elementos logre disponerlos tal cual están dispuestos en las partes constitutivas del núcleo de la célula de un individuo para que, en el laboratorio se produzca el embrión, el feto y el ser nacido, entonces podríamos decir que ya se está abriendo la puerta del misterio pero los que están versados en estos temas son los primeros en entender que eso es algo simplemente IMPOSIBLE.

Sí son muy importantes y útiles los avances en el sentido de manipular los procesos vitales para tal o cual propósito en beneficio de la humanidad ya sea para atacar enfermedades o para mejorar la calidad de la vida y lo que se ha logrado es: entender algo acerca de la constitución genética del llamado ADN (ácido dexosiribonucleico) y en algunos casos manejar esa información para obtener ciertos resultados; pero las mismas personas que tienen la capacidad intelectual de tales hazañas tienen mejor conocimiento que nosotros para entender la imposibilidad de crear vida, aún disponiendo de toda su sapiencia y de los instrumentos científicos más modernos, por lo que es completamente absurdo suponer que algo que conjunte solamente: materia, gravedad, electromagnetismo, por medio de la aleatoriedad, (azar) etc.; libre de todo criterio propositivo, haya sido capaz de crearla.

De no haber existido un determinado propósito previo en la manifestación de la vida en las partes del Universo en que se manifestó y se sigue manifestando, una de las cuales: nuestro planeta; no se puede entender el resultado ya que, si suponemos la relación aleatoria de los elementos con el ambiente energético para dar como resultado un ser vivo cualquiera ya no digamos el ser humano, la probabilidad matemáticamente procesada, tendría que dar como resultado un tiempo exageradamente de manera exponencial, mayor que la edad que se le atribuye a nuestro Sistema Solar.

La probabilidad de que un dado (de esos que se usan para los juegos de mesa), al tirarlo nos dé como resultado; una de sus caras hacia arriba, sea cual fuere el número en la cara, por ejemplo: el uno, se puede calcular diciendo que como tiene seis caras el dado cada seis veces que se arroje salga el uno y aunque no es completamente seguro que antes de seis veces o a la sexta salga el número dado, en un número muy grande de intentos considerados estadísticamente, sí se tiende a que cada seis veces (en promedio) salga el uno (esto es, aplicación puramente científica del cálculo estadístico de probabilidades). si consideramos que los intentos se realizan una vez por segundo, diríamos que cada seis segundos (en promedio) estaríamos obteniendo el resultado propuesto. Para calcular las probabilidades de que con dos dados salgan dos unos, (o dos números determinados) tendríamos que multiplicar 6X6 y con cuatro dados 6X6X6X6 y así sucesivamente; se entiende que si consideramos el tiempo que tardamos en arrojarlos y volverlos a recoger ya podríamos calcular el tiempo promedio en que, con cuatro dados hemos de tardarnos para obtener los cuatro unos; y supongamos que nos tardamos un promedio de tres segundos en cada tiro se requiere un promedio de 3888 segundos para que salga probabilísticamente el evento mencionado; es algo más que una hora; (en un promedio de una hora con cinco minutos (de manera probabilística) estaríamos obteniendo "pocar" de ases); los que juegan a los dados (sin hacer trampa) se dan cuenta de manera objetiva de tal situación; sin embargo si le hacemos cierto arreglo a los dados con determinados pesos incrustados en las caras opuestas a los unos, es obvio que ese tiempo se reduce substancialmente. ¿A qué se debió ese ahorro de tiempo? pues nada más que a la intervención de un criterio propositivo que tuvo que ser ejercido por alguien con esa capacidad sin lo cual, tendríamos que esperar rigurasamente al cumplimiento de la probabilidad calculada. lo mismo diera si en lugar de cuatro unos quisiéramos cuatro seises o cualquier convinación pre definida lo cual constituye el propósito.

Como un dato adicional, para que con 22 dados obtengamos una combinación determinada ya sean sólo "unos" o cualquier otra, se requerirían en promedio, más de doce mil quinientos millones de años más del doble de la edad de la tierra: nuestro planeta. Ahora bien, la probabilidad de un evento no siempre se resuelve de manera tan fácil como en el caso de los dados e inclusive hay eventos que por los factores determinantes que intervienen, llegan a ser del todo improbables (si usamos el término de la ley de probabilidades) que en otra forma diríamos: imposibles con sujeción al efecto del azar por ejemplo: no es posible que cuando yo arrojo arena al aire, al caer los granos en una superficie plana, lo hagan configurando la silueta de un venado o de la Estatua de la Libertad o caulquiera otra determinada con anterioridad, considerando la trayectoria azarosa de cada uno de los granos; pero si arreglamos que los granos en lugar de arena sean de hierro y en el piso configuramos esas formas que queremos obtener con imanes, o si de alguna otra manera por medio de rampas adecuadamente colocadas (especie o suerte de embudos) hacemos que los granos caigan dentro del límite que nosotros poryectemos que caigan, entonces sí se podrá lograr el resultado que queremos, lo mismo que en el caso de los dados, si hacemos algo para que la cara contraria al número que proyectemos, la cargamos con pesos, de esa manera habremos de obtener exageradamente más rápido el resultado que nos propongamos obtener. Alguien dijo con justificada razón que, Dios no juega a los dados aunque quien sabe con qué propósito lo dijo, lo cierto es que, "no juega a los dados" en el sentido de que no se espera (aunque pudiera) a que se den los resultados por azar.

Se observa que, para lo anterior, siempre existió una determinación previa para proyectar el resultado requerido el cual desde antes de darse de manera material, ya se tenía de la otra manera (mental)

Pues bien, para que los átomos (de los diversos elementos químicos que constituyen la sustancia de un ser vivo), (a la manera de, cuando arrojamos arena hacia arriba) moviéndose al antojo de las leyes esas que conocemos como físicas aplicadas de manera aleatoria; en el "caldo" primigenio; se lograran colocar en el "orden debido" para constituir las moléculas de ADN correspondientes; se tendría que requerir un lapso de tiempo casi infinito por no decirlo sin el "casi" ya que, dejando las cosas al azar, ésta es una situación de esas cuyos eventos son del todo improbables (estadísticamente hablando); pero determinadamente miles o millones de veces mayor que el tiempo que se dice que tiene de edad nuestro planeta; entonces ¿Qué fue lo que pasó para que se diera en ese lapso tan relativamente corto? Pues, que "algo o alguien" tuvo que dar una ayudadita o ayudadota; pero así como en el caso de los dados, quien los arregló para el efecto fue alguien con capacidad intelectual propositiva que hizo tender el fenómeno al propósito deseado es decir: antes de hacer los arreglos, debió determinar si quería sólo unos o sólo seises etc. Entiéndase; porque puede estar aquí el meollo de la situación; primero se tiene en "mente" el resultado y luego se diseña toda la parafernalia de recursos para su advenimiento. Asimismo debió haber algo que proyectó las cosas para que los resultados fueran tales y sin dejar de admitir que ese algo no es otra cosa que lo que llamamos "Naturaleza", tendremos también que admitir que esa llamada "Naturaleza", de alguna manera está contenida en esa capacidad superlativamente mayor que la de nosotros, ya que, la capacidad intelectual, la utilizó, la utiliza y la seguirá utilizando fuera del alcance de nuestra comprensión o entendimiento. Porque quién sabe si nunca nos será revelado lo que motivó a la llamada "naturaleza" para proyectar nuestra existencia ya que muy tranquilamente la parte material inerte del Universo pudo haber susbsistido sin nosotros, porque los ejemplos sobran, al ver la luna o algunos de los otros astros de nuestro sistema que no se les ve ningún signo de reclamo por la falta de vida. Así es que, bien podría haberla pasado nuestro planeta y el resto del Universo, sin nuestra existencia. Entrecomillo la palabra "naturaleza" porque es obvio que ya no me refiero al concepto que normalmente se tiene de la palabra en el ámbito de la ciencia y si bien, en veces algunas personas se refieren a "la sabia naturaleza" es por darle un tiente poético a la expresión y no por referirse a la supersabiduría a la que me he estado refiriendo yo; con lo que intento equiparar su significado con el que desde el punto de vista filosófico científico tiene la palabra "Dios".

Es en esos aparentes absurdos en los que nos hemos de parar para tratar solamente de comprender que si algo nos proyectó, debió tener en "mente" la "utilidad" para él de lo que proyectó y consiguió; y una de las cosas más improbables es que se nos haya proyectado sólo para marcar un lapso de tránsito del todo intrascendente en el planeta y en todas las demás partes del Universo donde con toda seguidad se ha estado dando este mismo fenómeno.

Esa "mentalidad suprema" es tan enorme por no decir infinita que sólo podemos atisbar de ella, tan solo la pequeñísima parte que queda en el ángulo perceptivo de nuestro criterio humano, ni siquiera sabemos si algo es bueno o malo para tal mentalidad o si ni siquiera existe la trascendencia de uno u otro término.

Y si para Dios no existe el sufrir dolor alguno, tampoco existe disfrutar placer algotro; porque si sufriera algún dolor, entonces tendría que haber algo mayor que se lo produjera lo cual lo haría inferior a eso; y de la misma manera si existiera algo capaz de regocijarlo por fuerza tendría que ser algo de lo cual él estaría en cierto modo dependiente y por lo mismo a un nivel inferior lo cual no puede ser porque él es lo supremo. Pero esto lo podemos decir tratando de interpretar o entender su "sentir" como si lo fuera el nuestro, pero no, con toda seguridad que el "sentir" de "él", también debe ser a tal grado supremo que han de ser cosas supremas las que logren producirle algún "estímulo" o como él mismo es el generador o hacedor de todo, él mismo habría de producir sus "autoestímulos" los que de ninguna manera estarían al alcance de nuestro entendimiento. Si Dios establece cambios o fenómenos en todas y cada una de sus "partes" desde la más pequeña partícula o entidad a nivel subatómico hasta los enormes cúmulos de galaxias o quizás desde entidades muchísimo más pequeñas hasta otras muchísimo más grandes que las que podemos ejemplificar con nuestro conocimiento; repito, si Dios establece esos cambios o fenómenos es porque de alguna manera se tiene que ejercer su "voluntad" por lo que, todo lo que suceda ante nuestra percepción no es otra cosa que ese ejercicio supremo de su "voluntad"; y mal se viera (aplicando nuestro criterio al respecto) si después de hacer algo se "arrepintiera" de ello.

Toda comparación de nuestra naturaleza con la de Dios, tendrá que ser una burda pero muy burda semejanza por no decir "blasfemia" ya que, este término es el que se usa en las religiones; sin embargo hemos de tratar de comprender en lo que nos es posible, lo que es Dios, primero porque es el tema de este ensayo y segundo porque es una de las inquietudes del pensar humano que nos caracteriza. Debo decir que este acto de establecer comparaciones con Dios es uno de los recursos que se utilizan en las religiones para inculcar la fe en sus feligreses por lo que en este caso, hago esa observación, toda vez que, yo no me he de referir al propósito de inculcar fe en persona alguna.

En las religiones dicen por ejemplo: que, "Dios es como un padre con sus hijos", que "Dios ama" e inclusive que, "Dios es iracundo contra los pecadores" y que castiga etc. Yo creo que, interpretar de esta manera a Dios es degradar el concepto de una manera muy substancial.

Yo digo simplemente que, Dios se auto observa y que aún siendo infinito en todos los aspectos (en tiempo, espacio y en todo), es único; y al ser único, ESTÁ SOLO; no tiene ningún vecino, ni siquiera tiene vecindad y sin embargo, aunque para nosotros una situación así sería demasiado aburrida, -estar entera y eternamente solo sin alguien con quien platicar, jugar, divertirse etc.- pero allí está la gran diferencia: él no sufre ni padece, él es otra cosa diferente de manera infinita a cada una de sus "partes"; y una manera de auto observarse sería la de producir entidades contemplativas una de las cuales es la pasiva mentalidad humana y digo: una de las cuales, porque con toda seguridad han de haber muchas otras de grados más elevados y en este caso vendría a ser como cuando está uno en un aprendizaje: (primero se cursan las primeras entapas y luego las siguientes), que estemos aquí haciendo nuestros "pininos" para que, si "pasamos el examen" seguimos adelante y si no, repetimos en ésta que yo llamo la "etapa material" o sea que, es la etapa en la que nuestra vida se conforma de acuerdo con la manteria; pero este Universo que nos contiene; además de materia contiene infinidad de modalidades que no nos es posible concebir desde nuestro punto de vista que es, el punto de vista material y ¿porqué digo esto? porque la parte no material de nuestra vida a duras penas entra en nuestra forma de pensar y concebir aunque, la poseemos ya en abundancia, ya el hecho de pensar entender de manera intelectual, es algo que así como el funcionamiento vital de la materia que contenemos se encuentra "impregnada y permeada" por no otra cosa que lo que se puede llamar espíritu; pero la misma materia que contenemos nos aparta de la tendencia fundamental de entender el espiritualismo que nos contiene en tanto que: "Seres".

Esa parte espiritual de nuestra forma de vida es el ingrediente que Dios ha estado conjuntando con la materia para conformar no nada más la vida en sí, sino además, la capacidad de tener conciencia de nuestra especie. Es por este "ingrediente" por el que en tan relativamente corto tienpo, "los dados se han acomodado" de la manera propositiva previamente calculada. Se le pusieron "pesos en los lados adecuados de los dados" para que "cayeran en la combinación predestinada" y de tener que esperar una tiempo casi infinito, se dió el resultado en el tiempo que de la misma manera se había estructurado.

En el Universo que nos es dado observar, existen fenómenos físico-químicos aleatorios o los que se les llama simplemente fenómenos físicos, además de los cuales, existen los fenómenos bio-químicos estructurados. Los primeros se caracterizan por la aleatoriedad que se presenta en ellos o mejor dicho, en sus resultados, los fenómenos meteorológicos dejan su huella donde se presentan en forma de arrasamientos sin ninguna estructura como por ejemplo, una inundación producida por el desbordamiento de un río, deja sembradíos destruidos, casas derrumbadas por una parte; y por la otra puede también dejar tierras fertilizadas y subir el nivel de las presas hidroeléctricas y todo eso, de tal modo que sólo hasta que se ve el resultado se puede tomar imagen de eso, pero de ninguna manera, cuando sabemos que un río se va a desbordar, podemos predecir exactamente cómo va a quedar todo después del fenómeno. No hay una estructura previa determinada para obtener un resultado de alguna manera previsualizado.

Los fenómenos bio-químicos, en cambio son tales que aunque no ejercemos actividad alguna al respecto, podemos prever el resultado y en ocasiones podemos planearlo previamente para aprovechar su resultado por ejemplo, en la agricultura, la ganadería, la medicina la ingeniería genética y tantas otras disciplinas científicas que se pudieran enumerar.

Los fenómenos físicos se rigen por una parte de las leyes de la naturaleza y los fenómenos bio-químicos se rigen por casi todas las leyes de la naturaleza; Claro que aquí me refiero a las leyes que rigen en la naturaleza del mundo material, de la parte material del Universo; leyes de las cuales sólo una muy pequeña parte son escasamente conocidas por la humanidad y por añadidura, por una escasa parte de la humanidad. Pero aparte de estas leyes a las que me refiero en este párrafo, existen más leyes fuera del campo material que son las leyes que yo llamo: "espirituales" o "divinas" dichas leyes no son conocidas por los humanos; y posiblemente nunca se conocerán, sólo en ocasiones tenemos atisbos de su existencia de manera muy superficial y es por eso que podemos dar cuenta de su presunta existencia mas no, de su cabal contenido. Todos aquellos fenómenos que los humanos calificamos como "milagros", pudieran ser no otra cosa que manifestaciones de aquello que de alguna manera emerge desde sus fundamentos espirituales para hacerse perceptible a nuestro intelecto y por lo menos establecer una especie de comunicación para darnos una prueba patente de su existencia. El fundamento de esas leyes espirituales del que emanan esas manifestaciones de alguna manera es el medio con el que, Dios en determinados momentos se expresa ante nosotros y somos nosotros los que la mayoría de las veces o no entendemos o no querremos entender, pero a diario no nada más con milagros se expresa Dios, sino que se vale de todo momento para estarnos diciendo algo: cuando despertamos y vemos que aún estamos vivos, nos está diciendo algo así como que "éste es un nuevo día y yo te lo brindo al conservarte la vida, para que lo disfrutes". Nosotros por nuestra parte sólo vemos nuestra recámara y el reloj para serciorarnos de la hora que es y establecer el principio de nuestras actividades cotidianas. Nunca nos da por ponernos a pensar un rato en la maravilla de que haya un nuevo amanecer y que sigamos con vida y que eso no sería posible sin la casi perfecta coordinación de las partes internas de nuestro organismo; coordinación que se rige por la aplicación de ese conjunto de leyes; y por otra parte tenemos la exactitud con que los astros se mueven en el Universo lo cual pudiera no ser posible sin la intervención de eso que podemos llamar: Dios.

 

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Ahora, tratar de explicar de manera objetiva al concepto esbozado en este ensayo, es una empresa imposible toda vez que, el concepto en sí no es un conjunto de "objetos" sino que, en todo caso, la totalidad de ellos, la cual es infinita por lo tanto la única manera de llegar un poco a la comprensión del concepto es por la consecuente manifestación de sus resultados, tratando de encontrar en ellos las causas lógicas más próximas a las primigenias tomando en cuenta el resultado y los posibles factores reales para su obtención por ejemplo: si la edad de nuestro planeta fuera de 4500 millones de años (4.5 evos) y en un principio no existían condiciones para el establecimiento del fenómeno "vida" como lo conocemos en la actualidad, lógico es que este fenómeno que ahora existe no ha tenido un tiempo mayor que la edad de la Tierra para su procesamiento; y considerando que para que por azar se dieran las etapas correspondientes sería menos que imposible que el tiempo del mundo fuera suficiente para su resultado ya que como vimos, la simple condición de que los 22 dados caigan en determiando orden no se daría en ese tiempo, y las azarosidades en la constitución de las biomoléculas y luego los organismos unicelulares son muchísimo más complicadas. Pero lo más sobresaliente es que por azar no se puede llegar a ninguna meta o resultado sin que por lo menos exista un propósito es decir: en el caso de los dados se dijo que la probabilidad de que caiga un número cualquiera hacia arriba era de un sexto porque el dado tiene seis caras pero determinar cuál cara es la que se desea que caiga hacia arriba no depende de los dados sino de alguien que lo desee, porque al dado en sí no le "interesa" para nada cómo caiga. A los elementos químicos del planeta lo mismo que a los dados tampoco les "interesaba" unirse para constituir tal o cual compuesto y mucho menos tal o cual agregación de compuestos sujeta a un "orden" determinado y aún en el caso de que la vida sea el resultado de evoluciones, primero a nivel químico para constituir las biomoléculas y luego éstas evolucionaran para constituir los primeros seres unicelulares; hubo "algo" o "alguien" que, primero determinara el propósito y luego, "diseñara" el modo por el cual las transiciones se dieran en el "tiempo tan corto" en que se dieron, y el hecho de que no se pueda explicar la naturaleza de ese "algo" o "alguien" y la forma como ejerce su actividad no es demérito para tal aseveración. la fuerza de gravedad no se ha sabido su verdadera causa pero dada la tangibilidad de sus efectos se ha llegado a establecer hasta leyes que regulan dichos efectos y no hay alguien desde Newton hasta nosotros, que nos venga a decir de manera primaria el porqué un cuerpo masivo ejerce atracción sobre otro y no es por eso que vamos a decir que no es científico todo el conjunto de leyes físicas derivadas. alguien diría: "En el caso de la gravedad es tangible la fuerza o efecto consecuente", pero se puede decir de la misma manera que en el caso de la vida, también es tangible la existencia de seres vivos.

Si suponemos que en el Universo todo tiene o tuvo un inicio o principio, por fuerza habremos de admitir "la nada" dentro del "tiempo y el espacio vacíos", como antecesor de todo principio material, lo cual es absurdo ya que de la nada no se puede crear algo, es decir: si en un momento dado sólo estaba el "espacio y el tiempo vacíos", todo eso debio permanecer de manera homogénea es decir: "vacío" de igual manera en todo momento temporal y en todo lugar espacial; pero si se dio ese principio en algún lugar, ya ese lugar no era igual que todos los demás y si algo lo hacía diferente, esa diferencia debió "existir" por toda la eternidad pasada y si estuvo así, qué lo hizo manifestarse de otra forma, ¿a quién le faltaba? y si evolucionó, desde una forma primigenia a la actual, ¿qué cosa determinó la manera en que lo haría? ¿Por qué se manifestó la mayor parte del Universo en forma de materia con la estructura atómica que interpretamos? Yo por mi parte postulo: no que el Universo tuvo un principio sino que siempre ha existido; y al postular esto, doy por hecho que los atómos y la materia en general tal y como existe permanentemente cambiando, ha existido por siempre por lo que, de la misma manera, la vida en el Universo es coetánea con el Universo mismo es decir: tampoco tuvo principio; y todo en su conjunto es coetáneo con la estructura o ente intelectual que lo controla y rige, la cual nada debe o debería tener que ver con el "Dios" que manejan las religiones por que, en este ámbito de las religiones, sólo se toman las implicaciones de índole moral o conductual que debe ejercer la congregación humana correspondiente, con miras siempre a una vida después de la actual en la que se habrán de "pagar" las "deudas" contraídas; de la misma manera que habrán de ser premiadas las acciones que vayan en pro de los dogmas religiosos; por eso, desde mi punto de vista, a esta entidad superinteligente que permea todo el ámbito universal, aunque he dicho que se le puede dar cualquier nombre inclusive el de Dios, no dejo de reconocer que éste es el más complicado por las razones obvias.

Pero para mí, eso es Dios; el que está en el interior de cada átomo controlando el equilibrio nuclear interno y el equilibrio entre el núcleo y la nube electrónica que lo rodea y controlando la afinidad química por la cual se forman las moléculas poliatómicas y entre diferentes estructuras moleculares para constituir por otro tipo de afinidad bioquímica, las moléculas precursoras de la vida en su forma más rudimentaria; y en el "inter" de todo esto, por otros tipos de "afinidades" llámeseles bioespirituales o bio"x"; para dar lugar a la constitución de seres cada vez más bien "organizados" con miras al establecimiento de seres con capacidades cada vez más desarrolladas hasta llegar a las del ser humano que somos nosotros, y posiblemente, en otras partes del Univrso, dar lugar a seres superiores a nosotros. Pero todo esto sin que quede únicamente bajo la disposición aleatoria de la aplicación de las leyes que hemos llamado "físicas" sobre la materia. La diferencia está en esto precisamente; para mí, no hubo una aplicación aleatoria de estas leyes sino que, por el contrario; una aplicación bien controlada, regulada y con miras a propósitos plenamente predetermiandos en cuya génesis tuvieron que ver un sin número de "afinidades" de las cuales sólo tenemos conocimiento muy escaso de las afinidades químicas.

En este párrafo anterior está por decirlo de una manera metafórica: "La punta muy pequeña de un gran ice berg" en donde esa "punta muy pequeña" casi microscópica, es la que hasta la fecha tenemos por entendido y el "gran ice berg" diría, enorme, es lo que nos falta por entender de manera explícita o categórica.

Tenemos entendido por ejemplo: que por la afinidad química derivada de propiedades electroenergéticas de los átomos de los distintos elementos químicos, éstos tienden a constituir moléculas de compuestos; unas moléculas con prioridad a otras es decir por ejemplo: el hidrógeno tiende preferentemente a formar los correspondientes ácidos con los halógenos, así tenemos como resultado de la afinidad del hidrógeno con el cloro se constituye sin mucho esfuerzo el ácido clorhídrico comúnmente llamado: ácido muriático uno de los ácidos llamados fuertes; pero antes que formar ácido clorhídrico, se forma en combinación del hidrógeno con el fluor otro ácido más activo que es el fluorhídrico y todo porque existe más afinidad química del hidrógeno con el fluor que del hidrógeno con el cloro. Lo que quiero dejar en claro es que los átomos de los diferentes elementos tienden a constituir moléculas de compuestos de manera preferente de acuerdo con la afinidad química que se presente la cual puede variar según intervengan en las reacciones otro tipo de factores llamados catalizadores, los cuales hacen variar de manera positiva o negativa esa tendencia derivada de la afinidad química mencionada; así, en determinadas circunstancias, una reacción que tendría lugar en determinado tiempo, se ejerce con mayor rapidez si interviene un catalizador positivo o se hace más lenta si interviene un catalizador negativo; y en esto de los catalizadores, es donde se hace un poco más compleja la explicación del porqué se dan determinados resultados desde el punto de vista químico para formar ciertos compuestos inorgánicos y ciertos otros orgánicos. En el proceso de las reacciones químicas interviene primero la afinidad y luego el efecto catalizador que predispone esa afinidad haciéndola mayor o menor según sea el caso. Será sorprendente cuando se logren establecer procesos bioquímicos con los "catalizadores" adecuados para dirigir los resultados a voluntad. Y más aún sorprendente cuando se llegue a los procesos de índole "bio-químico-espirituales" en los que se determinen las afinidades y los catalizadores "espirituales" correspondientes.

Como he dicho en otras partes, el carbono es el elemento esencial de los compuestos orgánicos que constituyen la materia orgánica que a su vez, es la que forma a los seres vivos. Pero el carbono en sí, no constituye materia orgánica alguna ni el óxido de carbono ni el bióxido de carbono ni el carbonato de calcio ni muchos compuestos que contengan el carbono, para que el cabono forme parte de materia orgánica es necesario que se combine con el hidrógeno, con el oxígeno, con el nitrógeno, con el fósforo y con algunos otros elementos de tal manera que sólo los seres vivos pueden procesar es decir, de los seres vivos dependen los catalizadores precisamente predispuestos, que deben organizar a los elementos en cuestión para que éstos den como resultado por ejemplo: aminoácidos que son las moléculas orgánicas más simples constitutivas de los seres vivos, y los catalizadores para que se constituyan los aminoácidos como tales a partir de los elementos que los constituyen, esos catalizadores se llaman proteínas las cuales se constituyen por no otra cosa que por aminoácidos de tal suerte que parece un ciclo infinito es decir: el mismo cuento de la gallina y el huevo de que, ¿qué fue primero?

Si damos por hecho que existen los aminoácidos como que existen las proteínas y en el caso extremo, los seres vivos entre los cuales está el género humano, porque de hecho existen, tenemos que inferir que por principio de cuentas, nada fue primero, siempre han existido: aminoácidos, proteínas y seres vivos en general y que de la forma como se desarrollan aquí o allá sólo se puede dar cuenta a partir de conceder que algo hay que controla todo y que proyecta diseña y ejecuta de una manera superlativamente enorme desde el punto de vista inteligente que no podemos más que aceptarlo como dije, y aunque no lo entendamos de manera precisa y categórica, no nos queda otra que entenderlo de manera deductiva.

Ya escribiré en su momento de; cómo es que yo creo que la vida existe y ha existido "por los siglos de los siglos" en la totalidad del Universo de manera "virtual" en forma de lo que yo llamo "códigos molde" o "campos energéticos de información morfogeneradora" de donde se engendra no sólo la vida en su manifestaciónn material sino todo el cúmulo de lo que existe llámese: partícula subatómica, átomo, molécula, compuesto, planeta, estrella, galaxia y todo cuanto existe. Y que la vida se manifiesta en "forma material" en aquellas parcialidades del mismo Universo en donde se den las adecuaciones pertinentes. Una de esas parcialidades es el caso de nuestro planeta.

 

 

140704...151017.... 160826:::: 010217....120217

si tienes una opinión al respecto escríbeme